POR EDUARDO PALACIOS, fepalacios@tigo.com.py

Sin las luces ni las marquesinas de otros centros artísticos, la radio fue en décadas pasadas el mejor escenario para los artistas nacionales.

En las décadas pasadas, en que a la radio se la identificaba como una fuente de entretenimiento y se caracterizaba por la promoción artístico musical de quienes desarrollaban su talento, el medio se constituyó en el escenario obligado.

Los espectáculos radiales conducidos por afamados locutores eran animados por los más destacados cultores del arte musical paraguayo, que tenían en la radio al único medio como fuente de difusión para acceder a actuaciones pagadas en eventos sociales o fiestas privadas, es decir, una forma de promoción, más la jerarquía y el respaldo que otorgaba la actuación en la radio.

PROGRAMAS EN VIVO

Sin embargo, los tiempos fueron cambiando tanto para los artistas nacionales, que cada vez fueron teniendo menos participación en los programas “en vivo” de la radio, más la aparición de la televisión, a mediados de la década del 60, y las oportunidades múltiples que se planteaban a los conjuntos musicales para hacer conocer sus trabajos con las grabaciones de discos y otros medios. En contrapartida, Radio Caaguazú de Coronel Oviedo abrió sus puertas y sus micrófonos para dar espacio a los artistas de tierra adentro, con programas en vivo casi las 24 horas.

En cuanto a los artistas extranjeros, la mayor presencia de los mismos se dio en la década de los años 60 y 70, con los números contratados para animar alguna fiesta en los clubes sociales que cada semana convocaban a la diversión, y la promoción de las fiestas en algunas de las emisoras que contarían también con la presencia de dichos artistas, actuando en el escenario de la radio.

Los concursos de canto y música en la búsqueda de nuevas creaciones y lanzar a nuevos intérpretes de la rica expresión musical de la patria se fueron perdiendo, siendo “Una Canción para mi barrio”, de Radio Ñanduti, por los años 70, uno de los últimos de esa característica, en la radio. Ya habían pasado por Radio Teleco, Guaraní, Comuneros o Emisoras Paraguay, los concursos “Buscando voces nuevas”, “El Certamen de los barrios”, y otros concursos de similares características.

CAMINO AL ÉXITO

En capítulos anteriores ya nos referimos a la trascendencia que ha tenido la radio para muchos consagrados artistas nacionales, como Alberto de Luque, ganador del Certamen de los Barrios de Radio Teleco, en el año 1948, Kike Krona, ganando en el año 1953 del mismo certamen, en Radio Guaraní; el Trío Paraná actuando en Radio Stentor, en la década del 60, y otros, por citar solo a algunos.

La radio fue también el escenario obligado de otras ya consagradas figuras del arte musical paraguayo, como Luis Alberto del Paraná como figura central en Radio Comuneros, las veces que se encontraba en nuestra capital o en programas exclusivos como los que se realizaban en Emisoras Paraguay con su participación.

Destacadas también han sido las actuaciones en las emisoras de radios capitalinas del Trío Olímpico, que representara al Paraguay en los Juegos Olímpicos de 1948, conformado primeramente por Eladio Martínez, Emigdio Ayala Báez y Albino Quiñónez, y luego con la presencia entre los años 1953 al 55 de Antonio Álvarez o Canani, como se lo conocía al gran artista, guitarrista y compositor cuyo nombre original es Antonio Simbrom Álvarez.

EL ARTISTA

“Canani”, nacido en Asunción el 11 de junio de 1933, hoy con 83 años, ha tenido una larga y destacada trayectoria artística, conformando el Trío Olímpico o el conjunto “Los Amadores” o integrando el conjunto de Digno García, o acompañando a Luis Alberto del Paraná, a invitación de éste, en sus presentaciones en Asunción tal como se observa en la foto que acompañamos…

Cirilo R. Zayas, el periodista, poeta y docente ya desaparecido, escribió en 1977, en un artículo periodístico que dedicara a Antonio “Canani” Álvarez señalando que “Es un artista de verdad. No le deslumbran las luces de la fama. Siempre tranquilo. Siempre soñando en las hamacas de un pentagrama de paraguayidad y esperando siempre que se lo llame para desgranar lo mejor de su arte a favor de la cultura musical paraguaya”.

La radio, la música, los artistas, los locutores y locutoras dieron vida a las programaciones de las décadas pasadas y que evocamos en el capítulo de hoy.

Edith Victoria, una de las privilegiadas voces femeninas de Emisoras Paraguay de los años 60 y 70, aquí presentando al cantante italiano Nicola Di Bari, quien se presentaba en el auditorio de la emisora.
En el escenario de Radio Comuneros y con platea llena, en los años 60, Luis Alberto del Paraná y los Paraguayos y como invitado, Antonio “Cananí” Álvarez, a la izquierda de Paraná.
El Trío Olímpico, con Eladio Martínez, Emigdio Ayala Báez y Antonio Álvarez, en el año 1953, actuando en los estudios de Radio Nacional del Paraguay, cuando entonces en su local de Cnel. Martínez (luego Haedo) y 14 de Mayo. Fotos de la colección de Antonio Álvarez “Canani”.
En Radio Guaraní, años 50, Juan Bernabé, quien poco tiempo después sería director-propietario de Radio Comuneros, aquí presentando al Trío Olímpico, con el arpista Leonardo Figueroa y el gerente general de la Phillips en Paraguay.

Dejanos tu comentario

16H

Dany Durand puso a disposición su cargo, ¿Mario Abdo debería destituirlo?

Click para votar