Por Jorge Zárate (jorge.zarate@gruponacion.com.py)

Los grupos de riesgo serían inmunizados a mediados del 2021, los demás deberán esperar y seguir con los protocolos y las aperturas y cierres de cuarentena. Brasil y Argentina producirán vacunas, lo que hace esperar que Paraguay las tenga apenas pueda adquirirlas.

“Sabemos que normalmente en el desarrollo de vacunas se espera que un 10% de esos ensayos sean exitosos, entonces tener muchas candidatas en etapas de testeo nos da esperanza de que varias podrían probar ser seguras y efectivas”, afirmó Soumya Swaminathan, la científica india, jefa del programa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lo hizo recordando que actualmente hay más de 30 vacunas candidatas y unas nueve están en fase 3 de ensayos clínicos, lo que es alentador, pero está lejos de la solución definitiva. “Muchos piensan que a principios del próximo año llegará una panacea que lo resuelva todo, pero no va a ser así, hay un largo proceso de evaluación, licencias, fabricación y distribución”.

Consideró que las vacunas llegarán a la población en general recién en el 2022, aunque los grupos de riesgo podrían empezar a ser inmunizados a mediados del año 2021.

“Los trabajadores de la salud deberían ser los primeros, y en cuanto lleguen más dosis se inmunizará a las personas mayores, después a los que tienen otras enfermedades, para ir así cubriendo a cada vez más población, un proceso que llevará un par de años”, apuntó Swaminathana.

“Es la primera vez en la historia que necesitamos miles de millones de dosis de una vacuna”, expuso señalando la diferencia con las campañas anuales de vacunación para prevenir otras dolencias que requieren centenares de millones de dosis. Entre tanto recomendó que “la gente debe ser disciplinada” y evitar las aglomeraciones, usar tapabocas y lavarse frecuentemente las manos.

La idea del programa Covax es que las vacunas tengan acceso universal por lo que está listo para adquirir grandes cantidades de dosis cuando estas hayan probado su eficacia y seguridad. Swaminathan estimó que las dosis podrían valer entre 2 y 30 dólares, aunque el mercado “es muy dinámico y el precio puede variar a medida que haya más vacunas disponibles”.

También recordó que la mayoría de los estados “vacunan a sus ciudadanos gratuitamente o por muy bajo costo”. El titular de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus lo expuso así:"COVAX garantiza el acceso a la cartera de vacunas candidatas más grande del mundo. Es solidaridad en acción", dijo."La prioridad debe ser vacunar a algunas personas en todos los países, en lugar de a todas las personas en algunos países", expresó.

Expuso entonces que se trataba de un imperativo moral, de salud pública, pero también económico. “En un mundo interconectado, si las personas de países de ingresos bajos y medianos no reciben las vacunas, el virus seguirá matando y la recuperación económica a nivel mundial se retrasará. Por lo tanto, el uso de las vacunas como un bien público mundial es de interés nacional para todos y cada uno de los países. El nacionalismo de las vacunas prolongará la pandemia, no la acortará”, recalcó.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), informó Tedros, calcula que la pandemia le está costando al mundo US$ 375 mil millones y que en dos años superará los US$ 12 billones, si no se detiene.

CHINA YA VACUNA

Una de las vacunas chinas estará lista a fines de este 2020. “Se ha vacunado a cientos de miles [de personas] y ninguno ha mostrado ningún efecto adverso evidente ni se ha contagiado”, aseguró Zhou Song, directivo de uno de los principales laboratorios a la Radio Nacional de China, donde aseveró que “no hay duda de que la inmunidad puede durar entre uno y tres años”.

Zhou es científico del Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG), una filial de Sinopharm que desarrolla dos de las cuatro vacunas chinas que actualmente están en la fase 3 de pruebas clínicas.

Informó que sus inyecciones ya se están usando en grupos de alto riesgo, trabajadores de blanco, agentes fronterizos, tripulantes de vuelo o empleados que desarrollan su labor en el extranjero, de acuerdo a lo autorizado por el gobierno en julio pasado.

Informó también que las pruebas de la fase 3 ya se hacen en Argentina, Bahréin, Marruecos, Jordania y Perú y para poder distribuirla convenientemente se acaban de construir dos nuevos laboratorios en Pekín y Wuhan, allí donde nació la pandemia, para producir entre 800 y 1.000 millones de dosis.

Otra firma china, Sinovac, sigue las pruebas de fase 3 en Brasil e Indonesia y construyó una fábrica para producir 300 millones de dosis al año confiados en el dato de que la medicina también funciona en personas de la tercera edad.

También la firma del gigante asiático CanSino y la Academia Militar de Medicina dicen que la suya hace frente a todas las mutaciones del coronavirus y ya se aplica en un plan de vacunación con personal del ejército.

La financiación en el desarrollo de las vacunas es un tema central y esta semana Sinopharm y Sinovac exhibieron sus vacunas en una feria comercial en Pekín. “Contamos con la propiedad intelectual de todos los elementos, por lo que desarrollamos la vacuna por nuestra cuenta. No dependemos de otros y podemos ofrecer precios más bajos”, dijo ChenWei, especialista de la Academia China de Ingeniería.

Entre tanto, en un acto formal se condecoró al mayor experto en medicina respiratoria Zhong Nanshan, con la Medalla de la República, el más alto reconocimiento del Estado, tras tres semanas sin registrar ni un solo contagio local en Pekín."Hemos derrotado el actual brote", dijo Zhong que llamó a no bajar la guardia en el futuro.

OXFORD SUSPENDIDA

Entre tanto, AstraZeneca y Oxford anunciaron una “pausa” en los ensayos clínicos de su vacuna contra el coronavirus ante la internación de uno de los voluntarios con una mielitis transversa, enfermedad que “interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo”, define Wikipedia.

“Según The New York Times, el voluntario fue diagnosticado con mielitis transversa, un síndrome inflamatorio que afecta la médula espinal y puede ser causada por infecciones virales, pero también por otros trastornos de la mielina, como la esclerosis múltiple”, reportó la BBC. “Es demasiado pronto para saber si los problemas de salud que motivaron la hospitalización del voluntario que participaba en la fase 3 de los ensayos clínicos en Reino Unido fueron provocados por la vacuna”, agregó.

“Esta es una acción de rutina que tiene que darse siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos”, aseguró la portavoz de la farmacéutica, Michelle Meixel, en un comunicado.

Fergus Walsh, periodista experto en salud, lo explicó así: “Cuando se tienen más de 18.000 adultos en pruebas en todo el mundo, en algún momento alguien se va a enfermar. Y si hay alguna duda (acerca de las causas) lo correcto es hacer una pausa e investigar. Una vacuna apresurada hará más mal que bien. Hasta entonces todos los lugares de vacunación en Reino Unido, Brasil, Sudáfrica y Estados Unidos estarán paralizados”, destacó.

A pesar de ello, el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, dijo que la aún podría estar lista antes de fin de año. Vale recordar que el laboratorio argentino mAbxience tiene previsto producir hasta 250 millones de dosis de la vacuna de Oxford en su planta de Buenos Aires.

La noticia tuvo un efecto adverso inmediato en la cotización del laboratorio: sus acciones experimentaban una caída superior al 5 por ciento luego del cierre de mercado bursátil de Nueva York (NYSE) durante el martes pasado en que se conoció la noticia.

El día anterior, nueve grandes farmacéuticas, incluida AstraZeneca, se comprometieron públicamente a “hacer siempre de la seguridad y el bienestar de las personas vacunadas” su “máxima prioridad” y a mantener los más altos estándares éticos y científicos en la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus. Recordaron que "juntas, estas nueve empresas han desarrollado colectivamente más de 70 nuevas vacunas que han ayudado a erradicar algunas de las amenazas para la salud pública más complejas y mortales del mundo, dice el texto firmado por Johnson & Johnson, BioNTech, GlaxoSmithKline, AstraZeneca, Moderna y Novavax.

Un texto que buscó reducir las presiones políticas, por ejemplo, la de Donald Trump, que dijo desear que una de las vacunas estuviera disponible antes de las elecciones de noviembre en las que se juega la reelección. También las comerciales y científicas, en las que se enfrentan a sus competidoras de Rusia y China, de las que sospechan de su fiabilidad.

RUSOS SE APURAN

La vacuna de AstraZeneca utiliza una versión genéticamente modificada del adenovirus que causa el resfriado común en los chimpancés. Los competidores rusos habían advertido: “A diferencia de los muy bien estudiados vectores adenovirales humanos (como el que ellos emplean para su vacuna Sputnik V), no hay estudios de largo plazo para vacunas innovadoras basadas en ARNm y adenovirus de monos”.

Por ello, Imagecaption Rusia espera empezar la distribución internacional de la Sputnik V en este noviembre y el presidente del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kirill Dmitriev, destacó la posible participación de países latinoamericanos en el proceso.

Rusia se propone producir en el extranjero cerca de 200 millones de dosis antes de que termine el año, volumen que superará los 500 millones en el 2021. Los resultados de las primeras dos fases de ensayos clínicos no revelaron efectos secundarios graves y sí una importante respuesta inmunológica en los 76 participantes, por lo que ya se la está aplicando entre voluntarios pertenecientes a grupos en riesgo.

La Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú, se está probando actualmente en 40 mil personas en Rusia, a los que se sumarán voluntarios de otros países.

Brasil, de manera principal, Argentina, Cuba, Venezuela y Nicaragua, aparecen como potenciales fabricantes de la vacuna rusa en nuestro continente de acuerdo a datos de esta semana. El Instituto de Tecnología de Paraná (TecPar) sería el encargado en Brasil y el centro regional de producción de la vacuna y comenzaría a hacerlo en la segunda mitad del 2021.

Por lo pronto, Rusia suministrará a partir de noviembre al estado de Bahía hasta 50 millones de dosis de su vacuna informó el FIDR. También, el pasado miércoles, el FIDR y la compañía farmacéutica Lansteiner Scientific firmaron un acuerdo para suministrar a México 32 millones de dosis cantidad que ayudará a vacunar al 25% de la población mexicana.

BRASIL, CENTRO DE LAS PRUEBAS

Con 130 mil muertos y más de 4,2 millones de casos de covid 19 al 11/9, el vecino es el escenario que se disputarán las farmacéuticas para probar sus vacunas. Ya comenzaron con la de la Universidad de Oxford y AstraZeneca y la de la empresa china Sinovac. También las de Johnson & Johnson y Pfizer, acaban de recibir aprobación para sus ensayos clínicos.

La idea es que cuando funcionen, se pueda comenzar a producir y exportar al resto de América Latina. La fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) de Río de Janeiro, está asociada a la vacuna de Oxford y AstraZeneca, en tanto que el Instituto Butantan, de San Pablo, lo hace con la vacuna china de Sinovac, ambas en la fase 3 de sus ensayos clínicos; la primera con unos 5 mil, la segunda con 9 mil voluntarios brasileños.

La planta de Bio-Manguinhos, de Friocruz, es uno de los centros de producción de vacunas más grandes de América Latina. Fabrica millones de dosis de vacunas contra la fiebre amarilla; la tuberculosis, el sarampión, entre otras enfermedades. El Instituto Butantan es actualmente el principal productor de vacunas contra la influenza hemisferio sur, con una capacidad para producir 100 millones de dosis.

En el acuerdo con Oxford-AstraZeneca el gobierno brasileño invertirá US$ 127 millones a cambio de tecnología y equipo para que Fiocruz pueda producir inicialmente 30 millones de dosis de la vacuna durante su fase de pruebas. El acuerdo entre Sinovac y Butantan ofrecerá a los brasileños 120 millones de dosis de la vacuna.

Los funcionarios brasileños han indicado que esperan poder comenzar a vacunar a algunos de sus ciudadanos en el primer semestre del 2021, aunque hay dudas sobre la capacidad para producir dentro de seis meses la enorme cantidad de dosis que necesitará para sus 212 millones de habitantes.

El general Eduardo Pazuello, ministro de Salud, exageró: “la previsión es que nos llegue a partir de enero para comenzar a vacunar a todo el mundo”. A pesar de ello, es buena noticia para Paraguay, la producción de vacunas no estará lejos de la fronteras y se las podrá conseguir de manera preferencial, un dato no menor en este doloroso pico de casos que se vive en nuestras tierras en el marco de la sorprendente pandemia mundial.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar