Texto y fotos: NADIA MONGES.

La frutilla es un atractivo irresistible de la ciudad de Areguá. Su sabor, su intenso color y los innumerables postres y licores que se pueden preparar con ella hacen de esta fruta una verdadera reina. Aunque su estadía sea breve, los productores trabajan arduamente durante el año para ofrecernos frutillas buenas, dulces y rojas. Este año, por la pandemia, los productores de frutilla también tuvieron que tomar medidas de protección tanto para ellos como para los clientes, de acuerdo a los estándares establecidos por el Ministerio de Salud. De esta manera, decenas de familia de Areguá, Luque y otras ciudades de la zona pueden ofertar sus productos que en esta época del año tienen una alta demanda.



Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar