Si el domingo pasado en esta serie de “publica­ciones de verano” de estos cuadernos colecciona­bles les mostraba una obra de Núñez Soler con una multitud de personajes a la vera del río Paraguay, hoy este viejo patio inmortalizado por Herminio Gamarra Frutos en un “rin­cón de algún barrio de Asun­ción” nos habla de esos anti­guos jardines asuncenos que se veían con frecuencia hasta bien entrados los años 70. La mirada de una calle desde esos “poéticos entornados porto­nes”, decididos a invitar al caminante a pasar a tomar un vaso de agua de algún legenda­rio cántaro y pasar una “fresca jornada de verano” debajo de un tupido lapacho o un gran añoso yvapovõ.

ESTAMPAS ASUNCENAS DESAPARECIDAS

A veces las ausencias son presencias y eso también rescato en este viejo cuadro del pintor Gamarra Fru­tos, nacido en 1912 y que falleciera en 1984, uno de los pintores de Asunción, de esas estampas asunce­nas, muchas desapareci­das y otras bien guardadas aún en el fondo de céntri­cas casas que se resisten a morir y que quedan solo en los recuerdos de la memoria de nuestra ciudad.

Me remonta al viejo patio familiar de la calle Alberdi con enmohecidos pisos de ladrillo, parrale­ras y aquellos viejos sillo­nes de hierro en el patio que perduraron hasta entrados los años 80 del siglo pasado, que ade­más me transporta obli­gatoriamente a “viejos patios medievales con tu estampa colonial, siempre evoco en mis nostalgias, capital del Paraguay” del recordado Federico Riera y, por supuesto, en esta pieza de Gamarra Fru­tos, que también la inter­pretó en los años 50 con mucha calidad estética y que queda para siempre en la impronta del imagina­rio de muchos nostálgicos asuncenos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar