La señal llegará a 111 países, con un alcance de 1.500 millones de personas. El primer grupo de 5.000 hinchas, de los 39.000 previstos, llegará este miércoles. Toda la plaza hotelera está llena.

Todos los actores de la sociedad civil, deportiva y gubernamental paraguaya se enfocan en vivir una final soñada bajo la bandera de la tolerancia, la solidaridad y la integración como acto de justicia en el fútbol.

Esta definición en campo neutral y en un solo partido generó muchas incógnitas, preguntas y cierta resistencia que se fueron apagando con el transcurso del tiempo. Hoy es una realidad que tiene a Asunción como foco del mundo, generando un inusual interés con ganancias millonarias.

“Es un momento histórico por dos cosas. La primera por el cambio de formato de una sola final en sede neutral y se da a pesar de que Asunción no había sido propuesta. Este partido tiene derecho de envío a 111 países, llegando a un público de 1,5 billones de personas”, destaca Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.

“La segunda es que nosotros hicimos este cambio porque también entendimos que hay una cuestión de justicia deportiva. El equipo que hace de local en el segundo partido final tiene el 70% de posibilidades de ser el campeón. Entonces entendemos que este formato otorga una justicia deportiva. Y teníamos que encontrar una manera de que ambos se enfrenten en un solo partido, en el que se juega al todo o nada, y que haya un campeón que no tenga la ventaja o desventaja jugando de local o visitante”, aclaró Domínguez.

INTEGRAR A LOS PUEBLOS

“También entendemos que abre la posibilidad de ir promocionando los lugares turísticos del continente e integrar a los pueblos. Hay una lucha que emprendí desde hace mucho tiempo en el fútbol paraguayo, sigo haciendo a nivel sudamericano, que es la convivencia, la tolerancia, la posibilidad de tener por obligación un estadio con hinchadas de ambos equipos en igualdad de proporciones. El fútbol es tolerancia, transmite valores; es competencia en campo de juego, es, si se quiere, rivalidad, pero nunca enemistad. Justamente el fútbol es deporte y no violencia”, se extiende el titular de la Conmebol.

ERRADICAR LA VIOLENCIA

“La violencia no se limita a la dirigencia del fútbol, la violencia que se canaliza a través del fútbol tiene mucho que ver con la insatisfacción social y otras entidades, organizaciones criminales y no criminales que se asocian al fútbol por otras actividades. Hay que afrontarla con valentía y decisión política. Yo tomé la decisión política de erradicar la violencia asociándome con todas las organizaciones sociales y gubernamentales. De hecho, firmamos un documento con todos los ministros del Interior de Sudamérica para erradicar la violencia. Ya se está trabajando. Ya se hizo una Copa América sin violencia en Brasil, teniendo a Argentina con la mayor concurrencia sin que haya violencia. Se está trabajando con Chile y ya se está haciendo con Argentina y Paraguay. Paralelamente, la Conmebol está mejorando los ingresos de los clubes y estamos exigiendo como contraparte mejorar sus estadios con mayor infraestructura, lo que genera seguridad y confort”, comentó.

ANTECEDENTE

En principio se candidata Lima, Perú, como ciudad sede, pero por inconvenientes imponderables fuera del ámbito del fútbol no se pudo llevar adelante esa sede para albergar el partido. “Entonces, ante la propuesta personal como paraguayo, entendiendo que la Conmebol está en Paraguay, y sobre todo valorando el escenario deportivo de primer mundo que hoy tiene el Club Cerro Porteño, previa consulta al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y al intendente, Mario Ferreiro, y el apoyo de la APF, tomamos la decisión que esta final única, la primera para Conmebol, sea en Asunción”, explicó Alejandro.


Premio histórico

Llegan a la final dos equipos con presupuesto limitado, pero tendrán un importante ingreso económico por llegar a la final. “El premio que históricamente reparte la Sudamericana es un importante respaldo para los finalistas. El campeón recibirá 6.750.000 dólares como premio acumulado, además 1.000.000 en concepto de entradas de la final única (25%). El subcampeón se embolsará 4.575.000 dólares como premio acumulado y 1.000.000 en concepto de entradas de la final única (25%), pero lo más interesante es que el campeón de esta edición clasificará al Mundial de Clubes de China 2021, con ingreso económico formidable. “Sin bien no tenemos números concretos aún, estaría equiparado al premio de la Copa Libertadores”, destacó Domínguez.

Fiesta y seguridad

Toda la fuerza pública del país está enfocada en brindar seguridad y cordialidad en una semana intensa que comenzará el miércoles 6 de noviembre, cuando lleguen los primeros 5.000 aficionados. “Es interesante hacer saber a los que vendrán que acá hay un estado de derecho que se debe respetar”, tiró Domínguez, dejando en claro que todos los controles se regirán con la rigurosidad de la ley.

“Ojalá que la fiesta sea única. Que el país y la ciudad disfruten del momento, sepan ser buenos anfitriones, entendamos que esto solo es un fin de semana y que la gente lleve lo mejor de nosotros”, deseó Alejandro.

Habrá actividades culturales en las plazas de Asunción, una fiesta popular en la Costanera de Asunción y show especial en la noche previa al partido. Toda la plaza hotelera está llena y el comercio en general será beneficiado económicamente.

DCIM\100MEDIA\DJI_0072.JPG
DCIM\100MEDIA\DJI_0072.JPG