Claudia Schiffer acaba de posar desnuda en la tapa de Vogue para festejar los 25 años de la revista, mientras que Stephanie Seymour, otra icónica top de ese tiempo, posa igual de desnuda para la versión italiana de la revista. Las llamadas “supermodelos” de los 90 siguen reinando.

Hasta que ellas aparecieron en el universo de la moda, las modelos o maniquíes eran conocidas y reconocidas por sus estilos y características, pero no tenían el protagonismo absoluto. Si bien nombres como Twiggy y otras pocas, tenían luz propia para brillar en el mundo de las modelos, nunca alcanzaron el nivel de estrellato y de ganancias como lo hizo ese grupo al que todos llaman “Las supermodelos de los 90”. Claudia Schiffer, Carla Bruni, Cindy Crawford, Naomi Campbell, Stephanie Seymour, Helena Christensen, Linda Evangelista y otras como Elle Macpherson eran tan estrellas o más que las de Hollywood. No existía posibilidad de que se hiciera un evento sin la presencia de algunas –o todas– y cada lugar de moda se convertía en “obligatorio” para los más chic, con solo ellas haber puesto sus pies en ellos. Evangelista decía que, en aquellos tiempos, ella “no se levantaba de la cama por menos de 10 mil dólares de cachet por hora” para hacer una producción o un desfile.

DESNUDAS A LOS 50

Hace pocos días, la madre de hijos adolescentes y siempre sonriente Claudia Schiffer se atrevió a sacarse toda la ropa para protagonizar el número aniversario de la revista de moda más importante. Ella es parte de lo que se llama “Las supermodelos de los 90”, un grupo que tendrá siempre su propio espacio estelar en la historia de la moda y está representado por ella y otras bellísimas mujeres que siguen dando muestras de interminable belleza como Naomi Campbell, Cindy Crawford, Stephanie Seymour, Carla Bruni, etc. A los 51 años cumplidos, la Seymour una de las favoritas de todos los tiempos, presume de cuerpo -desnudo- en el nuevo número de agosto de la edición italiana de Vogue.

Claudia, a los 48 años, sigue siendo la belleza alemana preferida de Karl Lagerfeld (+), Versace y cuanto diseñador exista. Precisamente en honor al 25º aniversario desde que saliera por primera vez en la mítica revista (ocurrió en 1994 para Vogue España), ha protagonizado un espectacular posado completamente desnuda, con el que se vuelve a revelar muy claramente que su belleza es una de esas inmunes al paso del tiempo. La tapa de la revista la muestra en estiletos negros y tapándose las partes íntimas con bolsos y zapatos. La revista tiene dos portadas, en otra, Claudia aparece vestida únicamente con un blazer negro. Collier Schorr fue el fotógrafo de la misma, inspirado en los famosos “autorretratos” creados por Helmut Newton. El mismo fotógrafo tomó las fotos de Stephanie Seymour, que a sus 51 años de edad también ha hecho alarde de esplendor con otro impresionante desnudo.

TRABAJO Y BELLEZA

Más allá de los posados, ambas realizan otras tareas, por supuesto. Por ejemplo, Claudia Schiffer trabajó como productora ejecutiva del proyecto “Rocketman” la biopic de Elton John. Ella está casada con el cineasta y productor Mattew Vaughn. Seymour, por su parte, vive una vida tranquila, alejada de las pasarelas, pero siempre ligada en la memoria a los mejores momentos de la moda.

EL PODER DE LAS MUJERES

“Siempre recordarás lo poderosas que son las mujeres”. Con esa frase, culminaba el desfile de homenaje a Gianni Versace ofrecido por su hermana Donatella, que lo agasajó con una colección especial en la Semana de la Moda de Milán en el 2018. Y, para demostrar lo presente que estaba aún en la memoria de las adoradoras de la moda el nombre de Gianni, cinco espléndidas mujeres emergieron en la pasarela enfundadas en trajes de oro. Ellas fueron las “tops de los 90” Claudia Schiffer, Cindy Crawford, Naomi Campbell, Helena Christensen y Carla Bruni.

Divinas, eclipsaron a las más jóvenes y bellas con sus movimientos sobre las pasarelas. Las “supermodelos” movieron sus caderas al ritmo de la música y demostraron el amor por Gianni, que las había mimado y vestido como estrellas mientras estuvo con vida, creando vestidos espectaculares con los que se lucieron en todo el mundo. Al son de la canción “Freedom” de George Michael, ellas caminaron por esa pasarela, tomadas del brazo y acompañando a Donatella en el saludo final. Así de poderosas e interminables.