• POR IRENEO ACOSTA ROMERO

Libertad cometió erro­res en todas sus líneas, no marcó y lamentó la derrota (2-0) frente a Bragan­tino en el partido de ida de la semifinal de la Copa Sudame­ricana. El Gumarelo deberá revertir para poder acceder a su primera final continental. No todo está perdido.

La sobrecarga en el medio­campo, con jugadores que no pudieron encontrarse para generar avances para el delantero Sebastián Ferreira, fue uno de los errores del equipo albinegro. Pero tampoco se puede descuidar la zona defensiva, ya que desde hace varios partidos se otor­gan ventajas a los adversa­rios y anoche no fue la excep­ción. La falta de coordinación defensiva y la floja marca per­mitieron a los locales llegar al primer gol por parte de Ytalo, quien quedó junto a otro compañero en el segundo palo en forma solitaria ante la mala salida de Viera y anotó, con golpe de cabeza, el tanto de apertura.

Hasta ahí pocas acciones se generaron en ofensiva.

Se lesionó Héctor Villalba e ingresó Iván Franco, pero tampoco fue solución.

En la complementaria, el equipo de Garnero entró dormido, la velocidad y habilidad de Artur fue clave.

Para colmo, Leonel Van­gioni cometió penal al des­viarse en su mano un balón. El mismo Artur aumentó el marcador con potente remate. Pese a los ingresos de Bogarín, Cardozo y Enciso, no mejoró el rendimiento del equipo paraguayo.

En defensa, no hubo comple­mentación. El rival estuvo cerca de aumentar el mar­cador e incluso se anuló un tercer gol de los brasileños por interferencia del árbi­tro al inicio de la jugada. La acción fue muy reclamada al final, donde hubo interven­ción acertada del VAR.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar