En el marco de las Fiestas Patrias de la República de Chile, la Embajada de este país rea­lizó distintos encuentros en la semana para conmemorar “el Dieciocho”, entre ellas la exhibición de la película “His­torias de Fútbol”.

Dos figuras del fútbol, como el paraguayo Justo Villar (ex arquero de la Albirroja) y el chileno Marcelo Díaz (actual­mente en Libertad), fueron invitados de lujo y disfruta­ron igualmente de la película, realizada totalmente por chile­nos, allá por la década de los 90.

Marcelo Díaz fue mundialista con la selección de su país, quien comentó ciertos pasa­jes de lo que fue su formación como jugador de fútbol, que lo llevó a recorrer diversas par­tes del mundo.

En el Liceo Paul Harris, de la localidad de Padre Hurtado, “Chelo” comenzó a darle a la pelota en su niñez. “Recuerdo todos esos momentos que hemos pasado en aquellos lugares, muchas cosas bue­nas detrás de la pelota. Hoy la sigo dando, pero ya no en la medida de antes. Igual, este momento de la película refleja todo lo que se debe sentir desde el inicio de la carrera”, indicó ante los presentes.

En la previa a la exhibición de la película, tanto Villar como Díaz estuvieron acompañados por el embajador de Chile en Para­guay, Jorge Ulloa, por la señora María Eugenia Urcelay Qui­roz, cónsul, y Sebastián Loren­zini Aracena, segundo secre­tario y jefe de la Cancillería.

Villar, por su parte, recordó que “la carrera de jugador es complicada y nuestras fami­lias lo saben. Felizmente, en el salón están periodistas y reporteros gráficos que me siguieron, por lo que ellos mismos pueden dar fe y tes­timonio de lo que uno pasa para llegar hasta donde hoy estamos”, apuntó.

“Una fotografía de nuestra sociedad”

JUSTO VILLAR - Director Deportivo APF

“La película trasmite un poco el trasfondo de lo que se vive afuera de las can­chas. Como la misma se divide en tres partes, en la primera historia es algo así normal dentro del fútbol amateur. En la segunda es una mezcla de lo que aporta el fútbol a la sociedad, en este caso una pelota. En la última es una historia que se mezcla entre lo bizarro y lo real. En sí, no parece decir mucho, pero si lo analizamos bien, quizás sea una fotografía de nuestra sociedad, rodeada al fútbol, viviendo emociones y tristezas, todo lo que mueve este deporte tan lindo, que es el fútbol”.

Dejanos tu comentario

1D

Alistan los preparativos para la festividad de Caacupé, ¿qué debe tener en cuenta los organizadores?

Click para votar