Río de Janeiro. AFP.

Si alguien quería una revancha al pie de la letra tendrá que esperar. Los finalistas de la anterior edición de la Copa América, Brasil y Perú, cho­can hoy en las semifinales de un torneo con el mismo punto de llegada de hace dos años: el legendario Mara­caná.

Los auriverdes y los peruanos se encuentran de nuevo en Río de Janeiro en instancias definitivas del torneo suda­mericano después de que en el 2019 protagonizaron una final inesperada en el templo del fútbol brasileño.

También como anfitrión, y con público, en momentos en que ni el más pesimista auguraba la aparición del covid-19, el equipo de Tite alzó la novena copa con Dani Alves como capitán, tras derrotar 3-1 a los incas de Paolo Guerrero.

Dos años después, con las gradas vacías, sin el lau­reado lateral ni el goleador peruano, Brasil busca esqui­var el último obstáculo hacia su décima corona, casi una obligación para un equipo que ganó las cinco Copas América que disputó en casa.

Brasileños y peruanos se baten por segunda vez en la edición 47 del torneo de selecciones más antiguo del mundo, para definir al primer finalista. El vencedor enfren­tará al ganador de la llave entre Argentina y Colombia, que chocarán el martes en Brasilia.

La Seleção goleó 4-0 en la segunda jornada de la fase de grupos en la misma grama maltratada en la que se verán hoy, la del estadio Olímpico Nilton Santos. “Ahora la his­toria es diferente, llegaron a la semifinal con méritos. Eso muestra su calidad. Tienen todo nuestro respeto”, afirmó el capitán Thiago Silva.

“Brasil es una selección muy completa. Vamos a analizar las debilidades, creo que todas las selecciones tienen”, dijo el DT argentino que dirige Perú Ricardo Gareca.

SIN GABRIEL JESÚS

Hoy como ayer, es decir 2019, la Canarinha de Tite marcha con halo de favorita. Aunque no conoce la derrota hace doce partidos (once triunfos, un empate), en sus últimas tres salidas ante Colombia (2-1), Ecuador (1-1) y Chile (1-0) tuvo que trabajar.

El scratch sigue peleado con el “jogo bonito” pero tiene una ofensiva eficaz, la más anotadora del torneo, y una defensa a prueba de balas, con apenas cuatro goles reci­bidos en los últimos once duelos del premundial y la Copa América-2021.

En la apretada victoria contra La Roja perdió por expulsión a Gabriel Jesús, que recupe­raba nivel tras una tempo­rada floja en el Manchester City. Tite podría apostar por Roberto Firmino o “Gabigol” para reemplazarlo.

Dejanos tu comentario

11H

El país registró ayer apenas 1 fallecido por COVID-19. ¿Cómo se puede mantener el descenso de muertes y nuevos casos?

Click para votar