Goiania, Brasil. AFP.

El “Tigre” Ricardo Gareca volvió a salir del pozo esta vez con el sorpresivo triunfo de Perú ante Colombia por 2-1, su primero ante los cafe­teros, y ahora da pelea para avanzar a cuartos de final del Grupo B. Es el “padre” del actual combinado peruano y está convencido de que sus muchachos pueden levan­tarse sin importar cuán fuerte sea el golpe.

El argentino felicitó la for­taleza anímica de su plantel, demostrada tras una goleada ante el anfitrión que “dolió”, y advirtió que su equipo “reacciona a las situacio­nes adversas” por eso pudo ganar 2-1 ante Colombia.

Gareca “tiene eso, sabe incentivar al jugador y no lo hunde cuando pierde. Sin tener mucho (para elegir) con los que jugadores que tiene saca lo mejor”, dijo a la AFP el ex mundialista peruano, Germán Leguía.

Leguía resaltó la capaci­dad del entrenador argen­tino, con quién trabajó en el pasado, para poner en rodaje a jugadores. “Gareca es un padre para todos”, los jugadores, resumió. Con estampa de ex jugador exi­toso, el “Tigre” llegó a Perú hace ya seis años y en este periodo logró lo que para muchos era una quimera: metió a Perú en un Mundial rompiendo con 36 años de ausencia mundialista.

La clasificación a Rusia lo elevó a categoría de ídolo en el país, un idilio que se agigantó en la pasada Copa América del 2019 cuando el equipo llegó hasta la final para caer sin excusas ante el todopoderoso anfi­trión Brasil. Para Leguía, que jugó con Perú los mun­diales de Argentina-1978 y España-1982, la clave del éxito de Gareca “es que tiene ‘camarín’”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar