La Eurocopa vivió este jue­ves la clasificación a octa­vos de final de dos potencias vecinas candidatas al título, Bélgica y Holanda, mientras que la debutante Macedo­nia del Norte quedó mate­máticamente sin opciones.

El pase a la siguiente ronda de los belgas fue en un par­tido cargado de emociones, ganando 2-1 a Dinamarca en Copenhague, en mitad de los recuerdos y homenajes a Christian Eriksen, el juga­dor danés que sufrió un paro cardíaco el pasado sábado y que se encuentra hospitali­zado y estable.

El partido se interrumpió en el minuto 10 para una ovación a Eri­ksen, que duró un minuto completo. Un minuto de tregua y fraternización, un paréntesis en un partido por lo demás muy intenso des­pués de la precoz apertura del marcador por el danés Yussuf Poulsen (2).

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar