Roma, Italia. AFP.

Italia abrió la Eurocopa de la mejor manera, con una victoria 3-0 sobre Tur­quía, este viernes en Roma, en el primer partido del tor­neo, que levantó el telón tras un año de retraso por la pan­demia del coronavirus.

La Azzurra, gran ausente del Mundial de Rusia-2018, fes­tejó a la perfección su regreso a una gran competición inter­nacional cinco años después de la Eurocopa-2016 y se coloca como primer líder del grupo A, que completan Suiza y Gales, que se enfrentan el sábado.

Un tanto en contra de Merih Demiral en el minuto 53 fue el primero del torneo, cuando Domenico Berardi dio un pase de la muerte en direc­ción hacia Ciro Immobile, pero el balón rebotó antes en el torso del defensa turco, engañando a su propio guar­dameta, Ugurkan Cakir.

En el 66, Immobile firmó el segundo de la Azzurra al aprovechar un rechace de Cakir tras un disparo de Leo­nardo Spinazzola. La senten­cia definitiva la firmó en el 79 Lorenzo Insigne, con un dis­paro cruzado tras recibir una asistencia de oro de Immobile desde la frontal del área.

Turquía, mejor defensa – igualada con Bélgica– de la fase de clasificación del tor­neo con apenas tres tantos recibidos, se apoyó en su soli­dez atrás para tratar de dar la sorpresa, pero su estra­tegia solo sirvió los prime­ros 45 minutos. Después del descanso, Italia aceleró y pasó por encima de los otomanos.

Berardi, implicado en las jugadas de los tres tantos de su equipo, fue la figura en la sombra de la Nazionale, des­pués de haber sido prefe­rido a Federico Chiesa como extremo derecho para este arranque.

Con su clara y sólida victoria, la Italia de Roberto Mancini sigue confirmando su esta­tus como una de las favori­tas al título el 11 de julio en Wembley. Antes del par­tido de apertura tuvo lugar una breve ceremonia para levantar el telón de la com­petición.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar