El perjudicial empate (2-2) para sus inte­reses en la Olla frente a Nacional colmó la paciencia en Cerro Por­teño, que explotó en contra del arbitraje en las voces de su entrenador, Francisco Arce, y el vicepresidente, Juan José Zapag, quienes utilizaron duros términos para reclamar y cuestionar la actuación del juez Carlos Paul Benítez.

Francisco Arce dijo tras el partido que “le da asco el arbitraje”, argumentó que dos penales no fueron sancionados, uno contra Mathías Villasanti, otro contra Enzo Giménez. En “caliente”, reconoció que solo fue a la conferencia de prensa “porque hay una multa por no asistir”.

El presidente, Raúl Zapag, informó en su cuenta de twitter, que el club retira a sus representantes ante la APF, criticando lo suce­dido. “Superó todos los límites. Esto no puede seguir así, la hinchada de Cerro Porteño se merece respeto”, escribió.

Agregó: “Vamos a gestionar cambios urgentes y necesa­rios para que el fútbol para­guayo vuelva a un estado de normalidad, pues con esta administración, los clubes recibimos solo justificati­vos de parte de quienes real­mente no nos representan y quieren callar a todos con sanciones”.

El vicepresidente Juan José Zapag dijo del arbitraje que es “una vergüenza” y utilizó duros términos como “robo, delincuentes, hijos de p. y malagradecidos”.

Raúl Zapag también pidió la renuncia de Carlos Sosa Jovellanos, dirigente de la APF, con paso por Cerro Porteño, negando que tenga representación del club.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar