En el fútbol se vive de los resultados. Cerro comenzó bien, Liber­tad terminó mejor, castigó la inoperancia del rival, que acabó sumido en su intras­cendencia, dilapidando sus mejores momentos, quizás creyendo que tarde o tem­prano iba hacerse ganador.

Libertad aguantó parado todo el primer tiempo, sin desordenarse y tuvo chan­ces. Volcó el trámite en el complemento, castigando en los momentos cumbres del partido, aplicando con­tragolpes perfectos para dejar nocaut a un Cerro, que pagó caro su falta de gol y poco peso ofensivo.

Robert Morales fue lo más peligroso que tuvo Cerro en el primer tiempo, no tuvo el acompañamiento ideal de un Mauro Boselli, estático y errático, incapaz de con­cretar sus oportunidades.

Julio Enciso pone el tercero tras gran habilitación de Antonio Bareiro. Así se selló la victoria gumarela con el tercer tanto.FOTO:JORGE JARA

Óscar Cardozo remató al travesaño en la acción más riesgosa que generó Liber­tad en el período inicial. En la segunda parte, Héctor Villalba abrió el partido con el tanto apertura tras un remate seco. Golazo luego de una gran habilitación de pecho de Óscar Cardozo. Cerro acusó recibo y salió mal para adelante. Anto­nio “el Demonio” Bareiro ingresó para hacerse figura “endemoniada”. Generó los espacios, con sus corridas, hirió letalmente a la defensa rival.

En una serie de rebo­tes, Bareiro se lanzó para rematar y puso el segundo. Demasiada diferencia eran dos goles. Cerro se reite­raba, sus hombres iban arriba desordenada y des­esperadamente. Los espa­cios eran invitación para las veloces corridas de Antonio Bareiro, quien desbordó y habilitó al juvenil Julio Enciso, para que este ponga el tercero. Era grande la diferencia entre uno y otro equipo. Libertad se hizo con puntos vitales ante un rival directo en la pelea y sos­tiene su andar solitario en la punta del torneo Apertura.

REACCIÓN

“Tenemos que ajustar algunos recorridos”

FRANCISCO ARCE - ENTRENADOR DE CERRO

“Un golpe muy duro por cómo fue el encuentro, por el trámite, por los momentos que tuvi­mos nosotros, las posibilida­des de convertir no las pudimos hacer. Ellos tienen jerarquía en sus jugadores, especial­mente en los que juegan arriba, y recibimos sí un golpe muy duro con la derrota”, justi­ficó Arce.

En cuanto a lo que faltó a su equipo para rever­tir esta derrota, señaló: “Hubo situaciones donde demasiado rápido forzamos la posibili­dad de meter un pase de gol y acabamos equivocándo­nos muy seguido”. Reconoció que la derrota lo dejó preocu­pado de cara al estreno copero; “Tenemos que ajustar algunos recorridos en el medio y defen­sivamente, porque hubo situa­ciones donde dimos ventajas al rival y ahora vamos a comenzar un campeonato (Copa Liberta­dores) diferente, duro, difícil, en donde no podemos dar ese tipo de oportunidades al rival”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar