Sportivo Luqueño cumplirá 100 años el próximo 1 de mayo y a días del centenario de su fun­dación, la crisis dirigencial no se compadece con la institu­ción. Hay dos presidentes, uno electo en la asamblea el domingo pasado, otro que se niega a entregar el cargo.

Daniel Rodríguez, quien fue electo presidente en la asam­blea reconocida por el Tribunal de Justicia Electoral, ingresó ayer a las oficinas del club y solicitó un corte admi­nistrativo a Celso Cáceres, pre­sidente saliente, que se resiste a abandonar el cargo.

Celso Cáceres señaló que sigue en funciones con autorización de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) y no puede dejar la institución a la deriva, sin tener ninguna certeza sobre la validez del acto asambleario del último fin de semana. De boca para fuera declaró que está dis­puesto a acatar lo dispuesto por la Justicia y la entidad matriz del fútbol paraguayo.

Dejanos tu comentario

15H

¿Experimenta incrementos de precios de los productos de la canasta básica familiar?

Click para votar