Asumir protago­nismo, tomar ries­gos y sacar diferen­cia de local para afrontar la revancha con chances. Era la obligación de Guaraní anoche ante el colombiano Atlético Nacional, pero fue todo al revés. No salió nada de lo planificado ante un rival, que plasmó buen trato de balón contra el fallido intento de frontalidad de Guaraní.

Alves y Banguero inquietaron al arquero aurinegro Servio con sendos remates. Replicó Antonio Marín, pero desde buena posición, su tiro fue a las manos del golero colom­biano Quintana.

Jarlan Barrera remató, y tras un desgraciado desvío en Alexis Villalba, se convirtió en el temido primer gol para los visitantes en el Defensores del Chaco.

Raúl Bobadilla y José Floren­tín gestaron aproximaciones sin fuerzas y faltó precisión. Maná y Benítez apelaron a centros en busca de Raúl Bobadilla, en el intento por empatar, que no pudo darse.

En el segundo tiempo, Miguel Benítez puso en peligro con un tiro libre al arquero Quin­tana, quien dio rebote y Maná no llegó cómodo para volver a rematar. Comenzaban la des­esperación y los apuros. Atlé­tico Nacional contragolpeaba, había espacios, pero a la par retrocedió líneas empujado por el aurinegro.

Raúl Bobadilla y Antonio siguieron intentando sin precisión arriba. Le costó desbordar a Maná, además lanzó malos centros. Se sumaron Josué Colmán y Fernando Fernández para reforzar la ofensiva. Vla­dimir Hernández tuvo el segundo para los colombia­nos, pero el arquero Gaspar Servio desvió su remate del ángulo. Ya ingresado, Ángel Benítez tuvo el empate, pero el golero Quintana des­vió el tiro desde buena posi­ción. Duque avisó, tuvo el segundo y Servio salvó otra vez a Guaraní. Josué Col­mán rondó el empate sobre el final. El partido se fue friccionado, con el equipo colombiano tratando de incidentar en favor de sus intereses. Se iba el partido y con un tremendo zapatazo de Brayan Rovira se selló la victoria por dos a cero.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar