Tras la notificación por parte del Tribunal de Justicia Deportiva de la Asociación Paraguaya de Fútbol sobre la apertura de una investigación o sumario para los actuales jugadores de Guaraní, Gaspar Servio y José Florentín, los directivos de Guaraní reaccionaron y solicitarán la remoción de los miembros del órgano punitivo.

Además de los dos futbolistas del plantel que lidera Gustavo Costas, las averiguaciones incluyen al entonces capitán del equipo subcampeón del torneo Clausura 2020, Cristian Javier Báez, hoy en el plantel de Libertad.

La reacción tardía del tribunal es debido a los hechos que sucedieron tras terminar el partido final que ganó Olimpia y con ello llegaron a su título 45.

Todos ellos están en la mira por supuestos excesos verbales con el árbitro Juan Gabriel Benítez y su equipo de colaboradores en el campo y en el VAR, liderados por Carlos Paul Benítez, luego de la conclusión del último clásico más añejo. Los dirigentes presentarán otra nota, recusando a los miembros del tribunal y solicitarán la salida de todos sus miembros.

ANTECEDENTES

Las jugadas más cuestionadas fueron la sanción del penal contra Guaraní por mano de Javier Báez que le permitió a los franjeados empatar el partido en tiempo normal. Otra acción cuestionada es el adelantamiento de Servio en uno de los penales, que ejecutó Nicolás Domingo y que paró el golero. Se repitió y el argentino ya convirtió.

Cuando se iba a registrar la premiación de los protagonistas, ingresó el equipo arbitral, que totalizaron 8 personas. Todos los jugadores se fueron a reclamar a los mismos e incluso Florentín, días después, señaló que “los árbitros se burlaron” de ellos.

Por toda esta situación, el tribunal emitió la notificación al club que deberá responder por los dos y pasar a Libertad para que haga lo mismo en el caso de Javier Báez.

Dejanos tu comentario

15H

Si tuvieras que calificar la gestión de Mario Abdo durante esta pandemia, ¿qué nota le pondrías?

Click para votar