Tras dos victorias inobjetables (3-1 y 2-0) en octavos de final, Libertad avanzó entre los ocho mejores de la Copa Libertadores y desde la próxima semana comienza el mano a mano en el esta­dio Defensores del Chaco con el poderoso Palmeiras de Brasil. En el estadio Félix Capriles de Cochabamba, Óscar Cardozo marcó los dos goles de la espectacular victoria, que tuvo también como cimiento fundamen­tal las atajadas del arquero Martín Silva.

“Obtuvimos la ventaja y vini­mos a jugar un partido inte­ligente. Tratamos de tener la pelota, cuando teníamos que defender, defendíamos a muerte. Por eso sacamos el resultado positivo y llegamos a la clasificación. El grupo está para grandes cosas”, dijo “Tacuara”. El goleador impuso su jerarquía. Ingresó a los 56, a los 67 y 79 marcó los goles para el Gumarelo con su “bendita zurda”.

Por pedido del entrenador Gustavo Morínigo, Libertad deja la Nueva Olla y va al esta­dio Defensores del Chaco. El tipo de césped de la Nueva Olla es similar al que se usa en Bra­sil y por esa situación se optó por cambiar de escenario para la serie de cuartos de final.

Hay respeto por Palmei­ras, que tiene en sus filas al defensor paraguayo Gustavo Gómez (pasó por Libertad y es capitán de la Albirroja). El Verdão arrasó con el débil Delfín de Ecuador. El plan­tel gumarelo se realizó ayer tomas de muestras del covid- 19 y luego volvió a entrenar en Tuyucuá de cara al partido de mañana (20:45) frente al Sportivo Luqueño, en el Feli­ciano Cáceres.

Dejanos tu comentario

9H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar