Bogotá, Colombia. AFP.

Colombia apostó por un timo­nel portugués que la guiara hacia el Mundial de Qatar 2022. Apenas comenzaba el viaje por las difíciles aguas sudamericanas cuando Car­los Queiroz perdió el rumbo. Hoy el barco está a la deriva y sin un nuevo capitán a la vista.

El martes pasado, la federación local de fútbol separó a Quei­roz del cargo de seleccionador nacional después de casi dos años de pocas alegrías.

Los directivos se embarcaron en la búsqueda de un reemplazo capaz de recuperar los puntos cedidos bajo el mando del euro­peo, que encajó bochornosas goleadas ante Uruguay (3-0) y Ecuador (6-1) en sus últimas salidas.

“Lo ideal sería que el técnico fuera un colombiano. Pero no podemos colocarnos una camisa de fuerza. No pode­mos descartar nada. Este mer­cado es limitado”, anticipó el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, a los micrófonos de Caracol Radio.

La principal carta extranjera es la del argentino José Peker­man, quien ya dirigió a Colom­bia entre el 2012 y el 2018.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar