POR IRENEO ACOSTA

A muchos les sorpren­derá que el equipo del 12 de Octubre de Itauguá ocupe de manera momentánea la punta de la tabla de posiciones del Torneo Clausura y se acerca a todos los objetivos trazados por los pro­tagonistas.

Ganar a Guaraní no se consi­gue en cada competencia, pero ayer, en el segundo tiempo, el elenco de Pedro Sarabia mos­tró que está para alcanzar lo planeado. Permanecer en la División de Honor, entrar en la liguilla de ocho y alcanzar un puesto en una clasificación a una nueva copa internacional están cerca. No fue fácil el par­tido para los itaugüeños. Gua­raní es un equipo que ayer pre­sentó a varios de alternativa, pensando más en la Libertado­res de la semana ante Gremio, pero se olvidó Gustavo Costas que aún está lejos de la liguilla. Su equipo cometió errores que el rival pudo aprovechar, una vez más en los últimos minutos pudo haber sido una goleada.

Sólido, fuerte, intenso por momentos, se mostró el elenco local. La confianza que les brindó su cuerpo técnico fue enorme. Sarabia solamente hizo dos cambios y ambos los mandó ya cuando el compro­miso estaba por finalizar. El gol de Pablo Ayala marcó la diferencia y el rival ya no fue el mismo, por la poca reacción que tuvieron.

Cuando Domínguez, Floren­tín y Merlini ingresaron, el “12” estaba mejor parado en el campo y produjeron poco. Desordenados, nerviosos y sin ideas, fue jugando el cua­dro aborigen, pero Mauro Car­dozo atajó todo lo que pudo de vuelta. Las figuras que tiene el equipo docista rindieron alto de vuelta, porque saben que la meta está cerca. Son cuatro partidos que les restan, cuatro finales para conocer su destino. Hoy amanecen siendo punte­ros y deben gozarlo porque no todos los días sucede eso. Ade­más jugando bien.

Dejanos tu comentario

6H

Ante el relajamiento ciudadano autoridades sanitarias analizan restricciones para las fiestas de fin de año. ¿Sería acertada la decisión?

Click para votar