Llegó con muchas expectativas a Cerro Porteño, pero se va con una experiencia extraor­dinaria por la pasión que genera el club y la madurez futbolística para triunfar en el Gremio, su nuevo club, en donde ayer a la tarde ya llegó.

“Me llevo recuerdos hermo­sos de cariño, de amistad. Me voy sin entender esta pasión que genera el club”, dijo Diego Churín en un video grabado, en donde agradeció a la hin­chada y al club que le dio la oportunidad de encontrarse y desarrollar su gran poten­cial como goleador.

Su nueva casa desde ayer es el Gremio, otra poderosa institución, en donde seguirá su carrera por dos años con opciones de renovar. Cerro Porteño mantiene el 20% de los derechos en caso de trans­ferencia.

El entrenador Francisco Arce ya hizo un adelanto de la presentación del Gremio, por su conocimiento del fút­bol brasileño, lo que valoró mucho el argentino de 30 años. “Chiqui” además en este tiempo significó bas­tante para mí para seguir en el club, por la confianza que me dio, en explicarme en dis­tinta manera lo que es Cerro Porteño, valoró Churín.

EL REEMPLAZANTE

Fiel a su estilo de dar opor­tunidad a los jóvenes, Arce se fijó en el juvenil Sergio Bareiro, de 21 años, para cubrir el puesto dejado por Churín. El delantero de 1,84 de estatura, últimamente en General Díaz, llega al Ciclón en condición de prés­tamo hasta diciembre del 2021.

Su pase pertenece a club Necaxa de México. El goleador demostró su cali­dad técnica para convertir y en Cerro podrá desarrollar todo su potencial para triun­far luego en el fútbol azteca. Mientras que el plantel azul­grana entrenó ayer en busca del sucesor de Churín.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar