La selección de Chile regresó de Uruguay, donde perdió 2-1 en la primera jornada del clasificatorio para Qatar 2022, enojada con la actuación arbitral y con las decisiones del VAR. Ni el gol de Alexis ni el buen desempeño de una selección mermada por las bajas, los titulares del día en Chile los protagonizó el colegiado paraguayo Éber Aquino y el videoarbitraje.

Para la prensa local, la afición e incluso algunos jugadores, la actuación del árbitro fue decisiva en el resultado final al no sancionar un presunto penal por mano del defensa charrúa Sebastián Coates a escasos minutos del final. “Un delito Centenario: Chile pierde injustamente en Uruguay”, tituló en su suplemento deportivo el diario La Tercera. Para El Mercurio, la Roja cayó “con un arbitraje escandaloso”.

Mientras que para el ex árbitro internacional, Javier Castrilli, no es penal la mano de Coates en el juego Uruguay – Chile. “Tenemos que despojarnos del fanatismo para analizar estas acciones. La mano de Coates no se tiene que sancionar. El jugador uruguayo intenta sacar la mano, no fue intencional la mano, uno entiende al hincha chileno pero no es penal”, explicó a radio Monumental 1080

Dejanos tu comentario

8H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar