POR MARTÍN VILLAGRA, martin.villagra@gruponacion.com.py

A Guaraní le faltaba un punto y retorna a Paraguay con tres. El representante paraguayo logró el objetivo de la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores de América. El Tigre argentino llegó herido a la cita, pero aún con vida, algunas bajas y dispuesto a dar pelea a su manera en su terreno. Terminó eliminado.

Buena dinámica de los dos equipos, aunque con algunas imprecisiones en el inicio. Con Guaraní tratando de no perder el orden, buscando alguna conexión para contragolpear. Córner de Rodney Redes y el defensor Jhohan Romaña rompió el cero con gran golpe de cabeza para Guaraní.

Un pase al vacío de Protti dejó solo a Pablo Magnin, quien definió para el 1-1, que levantó los ánimos a Tigre. Sabor a injusticia. Guaraní no había sufrido. Había que comenzar a remar de nuevo en el segundo tiempo.

Empujaba Nicolás Maná, apoyado desde el medio por Rodrigo Fernández. Fernando Fernández, Rodney Redes y Bautista Merlini apretaban el acelerador arriba. El nuevo desequilibrio llegó con otro cabezazo y por la misma vía. Nuevo córner de Rodney Redes y el testazo en el primer palo de José Florentín. Era el 2-1. No contento con el resultado, Guaraní apostó por cambios ofensivos con los ingresos de Cecilio Domínguez y Raúl Bobadilla.

Tigre tambaleaba y el desconcierto era total en su línea de fondo. Guaraní, con mayor oficio, esperó su momento y supo golpear más todavía. Cerca del final, Cecilio Domínguez decretó el tercero. Arrancó de atrás y definió luego de dejar en el camino al arquero. Su remate no pudo ser desviado en el intento de cruce de un defensor. Guaraní es el primero de los tres equipos paraguayos -que avanzan a los octavos de final en la Copa Libertadores. Había arrancado desde muy atrás y fue quemando etapas desde las fases clasificatorias.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar