POR MARTÍN VILLAGRA

martin.villagra@gruponacion.com.py

El equipo alternativo de Olimpia llegaba de golear a Nacional y River por 4-0, respecti­vamente.

En la tercera oportunidad estaba enfrente Luqueño, que también sufrió, aunque de la forma más humillante, con una catastrófica derrota de 7-0. Un primer tiempo arrollador fue suficiente para ir sentenciando el resultado y los tres puntos a favor. El segundo tiempo fue el complemento ideal para esta­blecer una paliza que guardará la historia.

Olimpia pasó a ser segundo de la tabla, está a cuatro puntos de distancia del líder, cuando quedan dos fechas por jugar.

Por de pronto, hay que esperar y cumplir con el partido de Copa Libertadores ante Defensa y Justicia de Argen­tina a mitad de semana. Para eso se reservó a los titulares. Lo negativo es que el defensor central Carlos Rolón resin­tió una lesión muscular y no pudo completar el juego.

Luqueño comenzó algo entu­siasta, pero pronto fue totalmente desbordado. Der­lis González fusiló al golero Campisi para establecer el tanto de apertura para el Decano. Otra vez Derlis Gon­zález castigó tras una serie de rebotes, correctamente habi­litado luego del chequeo de la acción en el VAR.

Luqueño estaba perdido, pese a un tímido intento con un tanto anulado a Marcelo Pérez, por posición adelantada en la acción previa, también certifi­cada por el VAR.

Cerca del final del primer tiempo, Jorge Recalde puso el tercero al concluir un gran contragolpe. Minutos después, otra vez Recalde alargó a cuatro la cuenta, aprovechando otro gran pase de Delis González.

En el segundo tiempo, el debutante entrenador de Luqueño, Carlos Humberto Paredes, quemó todos sus cambios. Sin embargo, no varió en nada el partido. Olimpia siguió siendo contundente, castigando con goles a cada rato.

El zurdazo de Hugo Fernán­dez puso el quinto. Un penal de Walter Cabrera contra Jorge Recalde hizo que desde los doce pasos Brian Monte­negro se anote entre los arti­lleros. Néstor Camacho apro­vechó un gran pase al vacío de Rodrigo Rojas y agrandó la diferencia a siete contra nada. No era necesario seguir jugando y se acabó la noche de ensueño de Olimpia. La pelí­cula de terror para Luqueño.

CONFIANZA PENSANDO EN LA COPA

Toda la jerarquía de Derlis González se pudo apre­ciar en el partido. Hizo un doblete y dos asisten­cias antes de dejar la can­cha. “Es muy importante la victoria pensando en el juego ante Defensa y Jus­ticia el miércoles. Siempre el triunfo da confianza para trabajar tranquilo. Se notó que estoy más suelto y lle­garon los goles, que son importantes”, explicó Derlis González.

En tanto que por el lado de Luqueño, Blas Díaz sintió vergüenza por la humilla­ción. “Es una vergüenza para nosotros, imagínate perder 7-0. Al término del primer período ya vimos la diferencia, tratamos de sos­tener y no había caso. Nos queda nada más que traba­jar y terminar de la mejor manera el torneo”.

Dejanos tu comentario

10H

A su criterio, ¿los senadores deberían pedir la pérdida de investidura de Sixto Pereira?

Click para votar