POR ROLANDO VARGAS (rolando.vargas@gruponacion.com.py)

Un golazo de Sol de América, el empate de General Díaz sin la reacción del portero Víc­tor Centurión, quien reparó su error al detener luego un penal, marcaron un partido muy peleado, especialmente en el medio sector, sin tener frescura ni claridad a la hora de definir.

El local, el Águila se preparó para dejar en casa los tres pun­tos, tuvo oportunidades, pero no supo aprovecharlas, algu­nas por sus propias limitacio­nes y otras por el buen trabajo defensivo del visitante. Los dos goles en el periodo com­plementario dieron mayor emoción al partido, que en el acto inicial brindó muy poco. Una salida profunda de Aguilar permitió a Cobos ganar el fondo, enviar un centro, en donde César Villa­gra de taquito sede el balón a Matías Pardo, quien con vio­lento remate convierte un golazo, para abrir el juego muy cerrado hasta ese momento.

A partir de ahí el Danzarín se animó, buscó el tanto de la vic­toria, pero sorpresivamente, Gustavo Cristaldo convierte cuando parecía que el portero Centurión podía controlar el balón. Un golpe fuerte e ines­perado. Acto seguido, Matías Corujo hizo penal a Cristaldo, pero de la ejecución se encargó el recién ingresado, Edsson Riveros y Centurión reparó su error al parar el disparo. A par­tir de ahí ambos buscaron des­nivelar el marcador por la nece­sidad que tienen de sumar de a tres, pero ya no hubo tiempo. Ahora resta redoblar trabajo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar