Diego Churín llegó en el 2017 a Cerro Porteño. El domingo alcanzó 50 goles con la camiseta del Ciclón en coincidencia con el repunte del equipo, que ha hilado tres victorias, puntaje perfecto desde el reinicio de la competencia y se sitúa como escolta de los líderes.

En charla con La 970 AM, el argentino dijo que está cómodo en Paraguay, destaca la hospita­lidad de la gente, que le hizo sen­tir como uno más desde su lle­gada. Comentó que tiene muy buenos amigos en Olimpia, precisamente Rodrigo Rojas y Willian Candia, quienes fueron compañeros de Cerro Porteño en el pasado. Casi no ha pro­bado el tereré, prefiere el mate, haga frío o calor. Está encan­tado con la sopa paraguaya y pudo probar un trago de carru­lim el 1 de agosto. Fue sincero y dijo que pudo ser expulsado por un codazo, le dieron tar­jeta amarilla y coincidió en que pudo “ser roja” en una acción muy polémica.

Sobre el hecho de hacer histo­ria y constituirse en uno de los grandes goleadores extranje­ros de Cerro Porteño, señaló: “No pensé vivir esto cuando lle­gué. Disfruto mucho de estar en Cerro y ojalá pueda seguir metiendo goles un tiempo más”.

Su contrato vence dentro de un año, pero el momento actual ocupa toda atención.

“Es válida la manera que esta­mos haciendo las cosas. Hay que tratar de seguir siendo el equipo sólido en todas las líneas. Tene­mos identidad futbolística, que nos está llevando a buen puerto con resultados”, expresó.

ACCIÓN PENAL

El abogado Óscar Tuma anun­ció que iniciará una acción penal contra Diego Churín y Hernán Novick (Sol) por supuesta denuncia falsa. Estos habían acusado a la contadora Patricia Raquel González de estafa, producción de docu­mentos no auténticos, apro­piación y lesión de confianza. La contadora supuestamente no cumplió con sus obligacio­nes en el pago de los impuestos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar