POR MARTÍN VILLAGRA, martin.villagra@gruponacion.com.py 

Tres “flechazos” del Cacique fueron letales en la Huerta repollera. Guaraní entró despierto, dinamizó el juego y cerró los conductos de creación de un Libertad, que tardó en despertar y al cabo del primer tiempo perdió por expulsión al lateral Iván Piris. 

Jorge Morel se comió el mediocampo, se lanzó varias veces al ataque, hasta que llegó al tanto apertura tras un cabezazo de Fernando Fernández, que desvió el arquero Martín Silva y el rebote tomó al volante de cara al arco para definir. 

Bautista Merlini y Rodney Redes aplicaban presión, se movían por todo el frente del ataque, ante una pasiva defensa liberteña, un medio que no tuvo conexiones y el solitario “Tacuara” Cardozo estaba bien controlado arriba. 

En el complemento, Libertad cambió radicalmente. Los cambios rápidos, aun con inferioridad numérica, le dieron otra fisonomía para apurar las acciones. En una jugada bien elaborada llegó al empate con remate colocado de su goleador Sebastián Ferreira, quien recibió pase de Adrián Martínez tras habilitación previa de “Tacuara” Cardozo. 

Libertad tenía aparentemente controlado el juego, pero los descuidos en los minutos finales los pagó muy caro. 

Guaraní mató de contragolpe con la velocidad de Bautista Merlini, el mejor de la cancha, quien definió en la cara el golero Silva una jugada en la que participaron Guillermo Benítez y Raúl Bobadilla. 

Para cerrar la noche, el “Tanque” Raúl Bobadilla se llevó el balón hasta el fondo y de sombrero marcó el último tanto ante la salida de Martín Silva. En una ráfaga de minutos, Guaraní se aseguró el premio mayor y le dio un castigo grande a Libertad, que de nueve puntos solo ha sumado la unidad desde el reinicio de la competición. El resultado aviva el campeonato y le agrega más chance a todos los escoltas.  

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar