El capitán de Cerro Porteño se mostró muy contento por la madurez, tanto de los dirigentes como de los futbolistas, para llegar a un acuerdo en la forma de pago de las deudas a los jugadores, aunque no quiso hablar de monto.

El goleador destacó no obstante la valentía de sus compañeros, para hacer un gran renunciamiento para allanar el camino. “Hicimos un gran renunciamiento, pero lo importante es que estamos casi totalmente de acuerdo. Es la mejor manera de salir adelante en una situación complicada”, explicó Nelson Haedo Valdez a los panelistas de Universo 970 AM, en el programa “Futgol”, ayer al mediodía.

Nelson anunció además que “por el momento quiero seguir jugando y a fin de año que se abran las fronteras para ir de vacaciones junto a mi familia. De momento pienso en eso, no en el vencimiento de mi contrato, ni siquiera qué voy a hacer después. Quiero seguir jugando unos meses, no digo años, porque la edad y las lesiones seguro pasan factura”, recalcó.

Por otra parte, se mostró crítico por las condiciones de reclamo de los pagos de salarios caídos de sus colegas de otros clubes y fustigó el actuar de los dirigentes de las entidades cuestionadas.

“No puede ser que un club haya recibido un monto de 1.100.000 dólares de la televisión y que de ese ingreso no se haya abonado a los jugadores. ¿Dónde va a parar ese dinero? No se pide que los presidentes saquen de sus bolsillos”, relató con respecto al caso puntual del General Díaz.

Como se sabe, el club dirigido por Jorge González Aguilera adeuda a su plantel salarios incluso del año pasado a varios y a todo el plantel de este año. Solamente percibieron un porcentaje abonado por la Conmebol vía APF, en el programa Evolución.

CON DUREZA

Cansado de lo que sucede en los clubes, Haedo siguió disparando.

“Algunos dirigentes culpan a la pandemia, pero llevan ya 20 años seguidos con atrasos de salarios. Se están malgastando los montos que la APF manda a los clubes. La asociación no tiene nada que ver con este momento, no puede andar de niñero”, expresó.

Por último, admitió que “me gustaría conseguir una ley con la que se respete los derechos de los futbolistas, quiero dejar ese legado”, aseguró.

DÍAZ Y VILLASANTI HICIERON PRUEBAS

Con el problema judicial en sus espaldas, los dos futbolistas de Cerro Porteño que participaron de un juego colectivo faltando a la cuarentena se presentaron al club para realizarse los testeos correspondientes. Sergio Díaz y Mathías Villasanti llegaron a Barrio Obrero en sus respectivos vehículos y se sometieron al hisopado. Como se sabe, ambos futbolistas participaron de un juego recreativo en la casa de otro colega y ante la denuncia de los vecinos, la Fiscalía y la Policía procedieron al seguimiento del caso. Los dos están con un permiso de la Fiscalía y no tienen privación de libertad ni domiciliaria. El club también en su momento hará un sumario para los dos jugadores mencionados.

Dejanos tu comentario