La dulce seducción entre Junior Alonso y Boca Juniors llegó a su fin. El defensor paraguayo arribó en enero del 2019 en simultáneo con el arranque de ciclo de Gustavo Alfaro y desde ahí disputó 33 partidos, 28 como titular, sin convertir goles. Su personalidad y actitud parecían estar muy cerca del ADN xeneize: con grandes rendimientos, entre su calidad con la pelota y la solidez defensiva, su continuidad parecía un hecho. Pero Alonso comunicó su decisión de dejar el club Xeneize, argumentando problemas personales.

No obstante, el trasfondo real sería económico, una complicada situación que afecta no solo al paraguayo, sino también a otros extranjeros e incluso argentinos que están en equipos de la Superliga. Según pudo averiguar Versus.com.py con los afectados, la “piedra en el zapato” de Junior es el cambio del dinero a la moneda norteamericana, ya que del monto cobrado solamente pueden cambiar 200 dólares por día, o deberían recurrir al “mercado negro”, donde la cotización no es muy favorable.

Alonso asegura que hasta el momento no tiene un club asegurado e inclusive descartó a Olimpia, por tanto debe retornar al Lille francés.

Dejanos tu comentario

17H

Salud ya no tomará muestras a nexos de casos confirmados, serán considerados positivo ¿es una decisión acertada?

Click para votar