No hay ninguna duda que Guaraní marcó paternidad sobre un grande de Brasil, como es sin lugar a dudas Corinthians. En el 2015 eli­minó al Timão de la Copa Libertadores de América, ganando en Asunción 2 a 0, con goles de Federico Santan­der y Alberto Contrera y en San Pablo 1 a 0 con el tanto de Fernando Fernández.

En la noche del miércoles volvió a eliminar a los pau­listas de la Libertadores. Esta vez venció 1 a 0 en Asunción con el gol de Jorge Morel y de visitante perdió 2 a 1, pero la anotación, cuando no, de Fernando Fernández les dio la clasificación a los aurine­gros. Está a 180 minutos de ingresar a la fase de grupos, ahora el rival será Palestino de Chile.

Fernando Fernández es el verdugo del Corinthians. En el 2015 le hizo un tanto a Cas­sio y nuevamente el miércoles le marcó nuevamente a Cas­sio. A su regreso en nuestro país fue claro: “La cancha del Corinthians me viene muy bien. Pude ayudar al equipo a clasificar, que es lo más impor­tante. Encontré la oportuni­dad en el tiro libre y pude ven­cer al arquero rival. Eliminar a un equipo poderoso de Brasil es muy comentado”.