• POR DANIEL ARÉVALOS

Triunfo clave consiguió ayer General Díaz al golear a Luqueño por 5 a 0 y se toma un gran respiro en su lucha por la permanencia. La abultada derrota sorprende a Luqueño, que de nuevo mira el promedio y pone en riesgo su clasifica­ción a la Copa Sudamericana.

Todo mal para el Auriazul, que en el primer tiempo recibió un gol tempranero con el cabezazo de Garcete, quien apareció ayer de titular. A eso se sumó la expulsión de Éver Caballero a los 25 minutos al impedir una situación clara de gol. Tocó el balón con la mano fuera del área grande cuando Doldán tenía ganada la posi­ción. En la jugada previa, César Benítez falló en su intento de frenar al delantero de Gene­ral Díaz.

De ese tiro libre Enzo Giménez anotó el segundo para el com­binado “militar”.

Gran rendimiento y efectivi­dad de Sebastián Doldán en el segundo tiempo al anotar los tres tantos para cerrar una noche espléndida para General Díaz, que da un paso grande, sacando 4 puntos de ventaja a Capiatá, otro equipo compro­metido en el promedio.

Luqueño, confundido, nunca encontró la manera de contra­rrestar al rival y quedó prácti­camente a merced del rival en los minutos finales, sufriendo una inesperada goleada.

­