Un choque con mucha tradición en nuestro fútbol, que incluso se ha convertido en un clá­sico en los últimos años, se reedita hoy en una instancia suprema. Guaraní y Libertad dirimen esta noche en Sajo­nia para conocer al campeón de la Copa Paraguay en su segunda edición.

El Aborigen va por revalidar el título conseguido en Pedro Juan Caballero hace un año (también en un clásico, el más añejo ante Olimpia), mientras que el Gumarelo busca conocer la gloria en el novel torneo organizado por la Asociación Paraguaya de Fútbol.

La nove­dad des­tacada de la final es la presencia del VAR por pri­mera vez en un partido ofi­cial de la APF. Paraguay se convierte en la tercera liga sudamericana en uti­lizar la tecnología, después de Brasil y Colombia. Ade­más, será una prueba de fuego para el dispositivo, que debutará en la División de Honor en enero próximo.

Más allá del orgullo de ser campeón, de colgarse medallas y levantar el tro­feo (que no es poca cosa), aurinegros y liberteños no recibirán otro premio debido a que ambos ya con­siguieron la clasificación a la Copa Libertadores, por lo que deben renunciar a la recompensa mayor de la Copa Paraguay: el boleto a la Sudamericana.

La rivalidad entre ambos equipos y la calidad de ambos planteles pre­sagian una atractiva noche en el Defen­sores del Chaco.­