Madrid, España. AFP.

Cuesta encontrar en el diccionario los cali­ficativos para Leo Messi, cuya leyenda no para de agrandarse y este lunes añadió otro capítulo histó­rico al convertirse en el único jugador en tener seis Balones de Oro.

Diez años después de su pri­mer Balón dorado en el 2009, el capitán del Barcelona se hizo con su sexto galardón, superando al defensa del Liverpool Virgil Van Dijk (segundo) o su adversario histórico, Cristiano Ronaldo (tercero).

El astro argentino deja atrás al luso, poseedor de cinco Balo­nes de Oro, pero también a otras leyendas del fútbol como Johan Cruyff, Michel Platini o Marco Van Basten con tres. “Hace 10 años recibí mi pri­mer balón de oro en París. Vine con mi hermano, tenía 22 años y pensaba que era irrepetible todo lo que estaba viviendo… Y ahora tengo seis”, añadió.

Messi declaró que “no hay que dejar nunca de soñar, de trabajar, de disfrutar jugando al fútbol”. “Leo lo ilumina todo”, decía a mediados de noviembre el técnico del Bar­celona, Ernesto Valverde, sobre su capitán, que parece seguir mejorando, según van pasando los años desde que debutara en partido oficial con el Barça en octubre del 2004.