El vigente campeón de la Copa Paraguay, Guaraní, se aferra a su trono. Anoche derrotó a San­taní y se instaló en la semifi­nal en donde, por un lugar en la final, medirá a Capiatá, que igualmente avanzó anoche a esa instancia.

Con su joya Blas Díaz, los nor­teños anestesiaron a los abo­rígenes con un gol olímpico en el periodo inicial, dejando muy desconcertado al equipo de Gustavo Costas. En la rea­nudación del encuentro, Gua­raní mostró una recuperación y, en apenas 5 minutos, José Ortigoza igualó el marcador. El defensor Jorge Aguilar, por doble amarilla (59’), dejó con 10 a Santaní, situación que no aprovechó el Aborigen, que igualmente se quedó con uno menos al ver la roja Marcelo González (74’). Recién sobre el final llegó el alivio para Guaraní con el gol de Hernán Lopes y está metido entre los 4 mejores del torneo.

Mientras que Deportivo Capiatá en tiempo adicional arrolló a Cristóbal Colón de Ñemby, que aguantó hasta el minuto 92 la paridad de 1-1, pese a jugar casi 30 minutos con 10 por la expulsión de Carlos Duarte.

Juan Acosta y Ángel Martí­nez liquidaron al rival sobre los 90 para el 3-1 definitivo y asegurar una plaza en la semi­final para los capiateños.

El entretenido encuentro cerró el periodo inicial con una paridad de 1-1, con gol de Roa para el elenco de Ñemby y de Luis Cáceres, quien empata el partido disputado en el estadio Luis Salinas de Itauguá.

La final de la Copa Paraguay está programada para la semana comprendida entre el 18 y 19 de diciembre.