Estambul, Turquía. AFP.

El Liverpool, campeón de la Champions, con­quistó este miércoles su 4ª Supercopa de Europa al derrotar al Chelsea tras una tanda penales (2-2 en los 120 minutos, 5-4 en penales).

En esta primera edición entre dos clubes ingleses en Estam­bul, un gol de Sadio Mané (47) permitió a los Reds igualar tras la apertura del marcador por Oliver Giroud (35). Ya en la prórroga Mané puso el 2-1 y Jorginho mandó el partido a los penales, donde Adrián atajó con el pie el definitivo a Tammy Abraham y se con­virtió en el héroe del partido para el Liverpool, mientras que su compatriota Kepa Arrizabalaga se quedó sin detener ninguno.

Otra de las protagonistas del partido fue la árbitra francesa Stephanie Fra­ppart, primera mujer en dirigir un partido mas­culino en la élite, quien decretó un penal de Adrián sobre Abraham en la pró­rroga que llevó a la resolu­ción desde los once metros. La última Supercopa euro­pea de Liverpool databa del 2005. Ahora los Reds suman 13 trofeos europeos.

El nuevo técnico del Chelsea Frank Lampard deberá espe­rar para estrenar su palmarés como entrenador.