París, Francia. AFP.

El caso parece encarri­lado: descartado para el primer partido de la Ligue 1 contra el Nimes (3-0) el domingo, donde fue muy insultado en el Parque de los Príncipes, la salida de Ney­mar del PSG se acelerará esta semana.

Casualidades del calendario, los presidentes de los clubes europeos más importantes, incluidos los que negocian actualmente su traspaso, se encontrarán el jueves y el viernes en Liverpool.

Si bien la reforma de la Liga de Campeones será el cen­tro de las conversaciones del comité ejecutivo de la Aso­ciación Europea de Clubes de Fútbol (ECA), es difícil pensar que Nasser Al Khe­laifi (PSG), Josep María Bar­tomeu (Barcelona) y Floren­tino Pérez (Real Madrid) no aprovechen para tratar el caso Neymar.

Mientras que el jugador no ha ocultado nunca su prefe­rencia por un regreso a Bar­celona, el PSG habría pedido estas últimas horas a los cata­lanes al brasileño Philippe Coutinho, a Nelson Semedo, a un tercer jugador cedido y 100 millones de euros a cambio de Neymar, según la prensa española.

Un precio que el Barça no está dispuesto a pagar, pero el club azulgrana debe estar atento a la figura cada vez más amena­zante del Real Madrid.

LO ESPERAN

“Si Neymar se uniera a nues­tro mayor rival nos haría daño, sobre todo luego de haber jugado con nosotros. Esperamos que vuelva. Si vuelve, será una firma excep­cional”, declaró el centro­campista culé Carles Aleñá.

El entrenador madridista, Zinedine Zidane, no quiso comentar la potencial llegada de Neymar, pero las ofertas del Real Madrid son, de acuerdo a la prensa, cada vez más ape­tecibles y sus relaciones con el París SG son excelentes.