En el estadio Tigo-Manuel Ferreira de Para Uno se prepara esta tarde una fiesta. Olimpia, campeón del Torneo Apertura Víctor Genes, recibe a Guaraní en otra versión del clásico más añejo. El Decano se aferra a lograr la consagración en forma invicta.

En el 2013 fue Cerro Porteño el último campeón invicto y el tradicional rival pretende también terminar el torneo Apertura sin conocer de derrotas. Es por eso que el plantel franjeado encara este partido de la mejor manera. El cuerpo técnico decidió concentrar al grupo con sus principales figuras.

Las ganas de mantener la racha invicta está en el plantel franjeado. Con su buque insignia Roque Santa Cruz, el once olimpista entrará desde el comienzo a avasallar a los aurinegros, razón suficiente para que se pueda ver un gran encuentro.

Los de Guaraní quieren “aguar la fiesta”, tal como se hizo en la final de la Copa Paraguay del año pasado. Se anuncia premio doble por una victoria ante el monarca. Será además el último partido de Luis de la Cruz, referente principal de los aurinegros. Igualmente, el cuerpo técnico liderado por Gustavo Florentín podría terminar su vínculo con la entidad. La fiesta está preparada y los olimpistas quieren terminar de la mejor manera.