La segunda edición de la Copa Paraguay, renovada y reforzada, definió ayer los primeros enfrentamientos de la Fase Nacional, donde este año participan 64 equipos de todo el país, doce clubes más de los que formaron parte de la primera fase en la temporada pasada. La competencia seguirá otorgando al campeón una plaza en la Copa Sudamericana de próximo año.

La fase de treintaidosavos de final arrancará el próximo 28 de mayo, pero los equipos de Primera División entrarán en acción recién tras finalizar la Copa América. El primer campeón, Guaraní, inicia su defensa del título enfrentando al Deportivo Recoleta, rival conocido y con pasado en el profesionalismo de nuestro fútbol.

Mientras que los grandes darán su primer paso ante equipos del departamento Central. A Olimpia, subcampeón de la primera edición, le toca enfrentar al Sportivo Limpeño, club que actualmente milita en la Primera B Metropolitana. Mientras que Cerro Porteño, eliminado en cuartos de final el año pasado, debutará ante su vecino del barrio: Atlántida.

Un total de 17 equipos de la Unión de Fútbol del Interior (UFI), uno por cada departamento, tienen la oportunidad de participar de la competencia este año, a diferencia de los siete que lo hicieron el año pasado. Entre estos, el San Antonio de Juan León Mallorquín, representante del décimo departamento, es el que tiene el enfrentamiento más importante en la primera fase, ya que deberá medir a Libertad.