En un deporte donde mayoritariamente se busca sacar ven­taja de cualquier manera, es siempre destacable la actitud de deportistas que mantienen su honesti­dad y recurren al fair play ( juego limpio), tal como lo hizo William Mendieta ante River Plate el martes pasado.

Luego de que Juan López sancionara penal a favor de Olimpia, cuando prome­diaba la etapa complemen­taria y Olimpia y River igua­laban 1-1, el “Mago” decano se acercó al juez y le admitió que él había tocado el balón con la mano y no el jugador del “Kelito”, por lo que López revirtió su decisión y san­cionó falta en ataque.

Momento exacto en el que Mendieta informa al juez del partido que él había tocado el balón con la mano y no el jugador de River, por lo que el penal no correspondía.foto:CAPTURA DE PANTALLA
Momento exacto en el que Mendieta informa al juez del partido que él había tocado el balón con la mano y no el jugador de River, por lo que el penal no correspondía.foto:CAPTURA DE PANTALLA

Los jugadores del rival y hasta sus propios compañe­ros, felicitaron al ‘10’ decano tras el gesto y el mismo ase­guró que “hubiese hecho lo mismo si era un partido definitorio”. “Si sacába­mos ventaja con ese penal, me hubiera quedado con la culpa, hice lo que sentí en ese momento”, expresó a la 970 AM.

Mendieta contó además que el martes por la noche, tras el partido, recibió el lla­mado de árbitro Juan López y este le agradeció por el gesto. Horacio Elizondo, director de árbitros, hizo lo mismo.

ADMIRABLE

López no se guardó elogios para el ‘10’ de Olimpia. Des­pués de lo ocurrido, el juez entendió el problema en el que se hubiese metido si no recibía el gesto de Mendieta, ya que cometió un error consi­derable al sancionar el penal.

“Nunca me voy a olvidar de esto. Fue un gesto admirable de Mendieta. Me tomé el atre­vimiento de llamarlo y agra­decerle por su actitud. Noso­tros (los árbitros) convivimos con el error, tomamos decisio­nes en milésimas de segundos y ayer (martes) me equivoqué, por eso estoy muy agradecido por lo que hizo él (Mendieta)”, admitió el árbitro.