POR DANIEL ARÉVALOS, periodista

Tanto River Plate como Nacional necesitaban sumar de a tres, pero terminaron resignándose con una paridad de 1 a 1, en un compromiso bien disputado.

De la manera como se presentó el juego, el resultado es de alguna manera más ventajoso para el equipo del Kelito, ya que jugó gran parte del compromiso con uno menos por la expulsión de Silvio Torales.

William Santander abrió el marcador para River culminando una buena jugada previa de Fernando Escobar, quien ganó por izquierda y levantó un perfecto centro para la definición del volante.

En el complemento, una mala salida del golero riverista Pablo Gavilán originó la falta de Torales, quien en su intento de evitar el gol desvió con la mano la pelota interrumpiendo una acción clara de gol, por lo que fue expulsado.

Parra puso la paridad desde el punto penal, a partir de ahí Nacional creció y generó varios ataques, dos pelotazos que se estrellaron en el horizontal del arco defendido por Gavilán fueron las más claras.

River se defendió como pudo y mantuvo el empate. En Nacional, el técnico Aldo Bobadilla tardó en realizar los dos últimos cambios, especialmente el ingreso de Pablo Velázquez, quien le pudo haber aportado mayores posibilidades si tenía más minutos en la cancha.