El final de la novela entre Juan Carlos Osorio y la Asociación Paraguaya de Fútbol se tuvo ayer por la tarde. El entrenador colombiano dejó de ser el responsable de la Selección Nacional al llegarse a un acuerdo mutuo de rescindir el contrato debido a “un problema familiar”.

En realidad, en los pasillos de la APF se supo al final que no hubo acuerdo entre la APF y el DT por el pago del salario. De acuerdo al contrato, que nunca se dio a conocer, el salario incluía a todo su cuerpo técnico colombiano, que nunca llegó a Paraguay. Además, el técnico y su representante tuvieron una reunión con dos miembros del Consejo Ejecutivo donde se registraron fuertes discusiones de ambos lados. Al final de la tarde se realizó la conferencia de prensa, donde Harrison anunció el final del convenio entre las partes, en medio de rostros cansados y fastidiados por parte de ambos.

PRONTO OTRO DT

“Tuvimos una reunión con Juan Carlos Osorio y de mutuo acuerdo rescindimos el contrato del técnico con la selección. Mañana (por hoy) mismo vamos a comenzar a buscar el candidato que reúna todas las condiciones para nuestra selección. Morínigo se encuentra abocado a la Sub 17. Tendríamos que tener un entrenador ya para los amistosos. A un seleccionado nacional no puede venir cualquier entrenador. No se tocaron nombres de técnicos, nosotros teníamos que hablar primero para buscar luego un técnico”, dijo Harrison.

“Quiero agradecer a todos por estos meses que pase en la selección. Por problemas familiares no voy a poder seguir al frente de la selección. Fue un orgullo para mí entrenar a la selección paraguaya, y quiero desearle lo mejor a todos ustedes y, principalmente, a la selección para lo que se viene”, afirmó Osorio.