Con la victoria sobre Sol de América el sábado pasado, Olim­pia extendió su buen arranque y mantiene una efectividad total de puntos en el torneo Apertura. Tuvieron que pasar ocho años para que el Fran­jeado inicie con tres victorias consecutivas un torneo corto.

La última vez que esto ocurrió, la racha de triunfos seguidos se extendió hasta siete. Fue en el Apertura del 2011 cuando el equipo que por entonces diri­gía Nery Pumpido inició el año derrotando a Nacional, Inde­pendiente y General Caba­llero de Zeballos Cué. Luego, la racha se extendió con los triunfos sobre Sol, Luqueño, Cerro Porteño y Guaraní.

Pese a la gran campaña del 2018, donde se quedó con ambos torneos cortos, Olim­pia no pudo ganar sus tres pri­meros partidos del Apertura ni del Clausura. En la primera competencia ganó los dos pri­meros juegos, pero empató en el tercero; mientras que en el segundo certamen cose­chó los tres resultados posi­bles: victoria en la primera fecha, empate en la segunda y derrota en la tercera.

El Franjeado es el único equipo que se mantiene invicto en el campeonato y, teniendo aún dos partidos por regularizar, se encuentra muy bien situado en la tabla de cla­sificaciones. El próximo miér­coles se actualizará el juego de la primera fecha ante Nacio­nal, que consiguió ayer su pri­mera victoria del año, en el que el Decano buscará sumar un nuevo triunfo más y llegar en racha al superclásico.