Sportivo Luqueño se inscribió ano­che para disputar la semifinal de la Copa Para­guay al derrotar a Sportivo Trinidense por uno a cero. Su siguiente rival es Olimpia. No le fue fácil al equipo de Pedro Sarabia derrotar al otro con­junto auriazul, que fue supe­rior en el primer tiempo, pero no aprovechó las ocasiones que tuvo ante la valla de Éver Caballero.

El experimentado Jonathan Santana, con fuerte dis­paro de pierna zurda, le dio al conjunto de Luqueño el triunfo. El ingreso en el segundo tiempo de Wil­son Pittoni fue fundamen­tal para manejar el balón y meter pelotas profundas buscando las corridas del delantero uruguayo Gon­zalo Barreto. En los últi­mos minutos, el elenco de la República de Luque se dedicó a defender la victoria y con un hombre menos porque fue expulsado el juvenil lateral izquierdo Matías Corrales.

Muy buena fue la gestión en este campeonato del equipo de Sportivo Trinidense. Se salvó del descenso en la Inter­media en la última fecha y en base a mucho sacrificio y de la mano de los experimentados Blas Irala y Vladimir Marín le complicó la vida a todos los rivales y se eliminó como un grande.