• POR PEDRO GÓMEZ ZORRILLA  

Guaraní festejó ayer los 115 años de vida institucional y de qué manera: perdiendo su partido ante Independiente de Campo Grande y es la segunda derrota en forma consecutiva. El partido fue disputado porque ambos equipos necesitaban la vic­toria. Los aurinegros, para no estar a kilómetros de los pri­meros lugares de la tabla, y los campograndenses de modo de alejarse de la temible zona del descenso.

El solitario tanto de Inde­pendiente fue obra de David Mendieta Chávez y los legen­darios buscaron con todo el empate, que no pudo llegar. Le anularon un gol legítimo a Orlando Gaona Lugo por una posición adelantada no exis­tente, sancionada por Car­los Cáceres y, además, José Méndez no sancionó un claro penal por mano del defensor José Báez.