Por Ireneo Acosta

Conseguir sumar los tres puntos en su estadio ante sus escasos seguidores le permite a Libertad seguir en carrera, tras superar a General Díaz por una mínima diferencia, merced a un gol “de otra galaxia”, como se comenta entre los jóvenes de la edad de Iván Franco, la nueva estrella de los gumarelos.

Ese gol de “sombrerito”, de “emboquillada” o por encima del golero Cabral sirvió para que Libertad retome el camino de la victoria, tras haber perdido en la fecha anterior el clásico blanco y negro.

No jugó bien el equipo que conduce la dupla Villalba/Paredes, porque cometió errores a la hora de marcar y también de definir. Además, perdió el control del medio, donde en ciertos momentos la figura de Blas Cáceres hizo tambalear a los volantes locales. Pero estaba visto que la oportunidad que esperó y le llegó a Franquito quien aprovechó bien para definir con la tranquilidad de un grande, pese a su juventud.

La visita llegó a tener varias ocasiones de gol, pero no pudo definir por falta de puntería, o por la buena acción de Servín. Además, el árbitro no sancionó un penal cuando Luis Cardozo cometió mano y López dejó seguir la acción.

Con todas las figuras que tiene el Gumarelo, esta vez el trabajo de equipo no llenó las expectativas y demostró que debe mejorar mucho como para pretender llegar a los primeros lugares. Aún falta mucho, pero jugando así se le complicará.

A General Díaz no le vino bien la derrota porque en el promedio va cediendo terreno y si persiste la carencia de goles a favor podría llegar a poner en riesgo su permanencia.