Saltan nuevas evidencias en el sonado caso “FIFAGate” (corrupción en el fútbol), que se desató en el 2015 y se investiga en los Estados Unidos. El paraguayo Juan Ángel Napout, ex presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) y la Confederación Paraguaya de Fútbol (CSF), espera su sentencia para el próximo 29 de agosto. La jueza Pamela Chen deberá emitir el esperado fallo para conocer la sentencia de Napout. Varias son las especulaciones al respecto de dicha condena en cuanto al tiempo de la pena carcelaria.

En efecto, ahora nombraron a la empresa Ciffart, propiedad del empresario Antonio J. Vierci, como una de las tantas involucradas en esquemas de coimas y sobornos. Según sacó a la luz ayer el periodista Juan Pablo Zaracho, del Grupo Nación, con documentos reveladores, Juan Ángel Napout recibió 2,5 millones de dólares de Ciffart en concepto de soborno por la venta de los derechos televisivos para las eliminatorias de los mundiales 2014 y 2018.

Como se puede apreciar en uno de los contratos firmados por Juan Ángel Napout, en su carácter de presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol de aquel entonces, además del tesorero José Silva. En representación de Ciffart de Vierci lo suscribió el DR. Pablo Troche. La Fiscalía investigará dichos documentos.

OFERTA DE TENFIELD

También se tiene documentación sobre una oferta de la firma Tenfield de 17 millones de dólares en concepto de derechos de televisación de las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, cuya postulación fue rechazada. Once días después, se firma contrato con Ciffart, de Antonio Vierci, por 9.380.000 dólares, en ese caso, la oferta menor tuvo preferencia.