Solo le bastó un tiempo a Cerro Porteño para alzarse con la victoria 3 a 1 frente al Cris­tóbal Colón, de J. Augusto Saldívar, en el arranque de la Copa Paraguay, que se ini­ció ayer de manera brillante en el estadio Erico Galeano, en Capiatá.

Si bien el resultado a favor de Cerro fue cómodo, el equipo que representa al interior del país fue un digno rival y su jugador estrella, Mario Ricardo, marcó un verdadero golazo. El futbolista de Colón llamó mucho la atención por el tanto marcado. El propio pre­sidente de Cerro, Juan José Zapag, fue a conversar con él al final del partido, quizás para felicitarlo, aunque algu­nos insinuaron que podría ser invitado para practicar.

Lo mejor del compromiso fue el primer tiempo, en el que se produjeron todos los goles. El primer gol fue marcado por Haedo, en la tercera chance que tuvo. El equipo de J. Augusto Saldí­var reaccionó con el tanto de Ricardo, que fue un verda­dero espectáculo.

Al promediar la primera etapa, Alfio Oviedo anotó el segundo del Ciclón y luego amplió Novick, de gran actuación, ya que asistió en los dos primeros goles.

En el segundo tiempo bajó el ritmo del juego. Cerro ya no insistió tanto, dando la impresión de estar conforme con la ventaja. El rival puso todo el coraje, sacrificio y corazón ante un rival de más jerarquía. Quedaron fuera de la competencia, pero la for­taleza anímica y la actitud dejaron una buena impre­sión a todos.

Cerro espera en la siguiente fase al ganador del compro­miso entre Colegiales y 2 de Mayo, a cumplirse en la semana 4 de la competencia, el próximo 23 de agosto en Pedro Juan Caballero.