Los perros no solo demostraron ser excelentes compañeros y amigos para los seres humanos. Entre sus numerosas habilidades, también evidenciaron una aptitud que muchas personas desearían tener: pueden identificar las emociones y percibir o detectar las mentiras, desenmascarando las intenciones reales de quiénes interactúan con ellos.

Según una investigación de la Universidad de Viena (Austria), los canes pueden identificar quién es franco o mentiroso gracias a sus capacidades cognitivas, principalmente de interpretación de gestos y emociones. Una vez que logran percibirlo, evitan en consecuencia el trato con aquellos que no son sinceros.

Para demostrarlo, los investigadores emplearon pruebas sencillas en las que los seres humanos ofrecían recipientes de comida llenos o vacíos y los perros podían percibir por los gestos si se trataba de algo verdaderamente sincero o no. Los perros podían dejar de confiar en aquellos “mentirosos” por medio de su percepción especial.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Por qué consumir sopa de pollo para aliviar el resfriado, según la ciencia

Ya no es solo una creencia popular que los perros saben distinguir cuando alguien no es del todo honesto con sus intenciones. Los perros demostraron poseer una especie de sentido añadido o extra que les permite desconfiar acertadamente de aquellas personas que pretenden mentirles.

Además de ser leales y afectuosos, los canes también tienen una memoria magnífica, que les permite recordar quién les engañó o se burló de ellos. Por lo tanto, se mantienen en cautela y optan por desconfiar de aquellos “mentirosos” en el futuro.

Te puede interesar: ¡No solo para embarazadas! Estos son los beneficios de tomar ácido fólico


Dejanos tu comentario