El aceite de oliva ofrece múltiples beneficios para la salud: protege el corazón, reduce el estrés, estimula la correcta digestión y ayuda a controlar los niveles de colesterol en el organismo. Por lo general se consume durante el día en diferentes comidas, pero incluso durante la noche su eficacia puede ser destacada.

Este alimento está compuesto por una grasa de origen vegetal altamente nutritiva, con notables propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y cardioprotectoras. El aceite de oliva aporta nutrientes necesarios que ayudan al correcto funcionamiento del sistema nervioso central.

Una razón para consumirlo antes de dormir es su capacidad para estimular el sueño, además de que este alimento es muy bueno para el aparato digestivo. Según la Fundación Española de Nutrición, este ingrediente contiene grasas saludables que ayudan a controlar el colesterol malo y aporta igualmente sensación de saciedad, por lo que es ideal para una cena ligera.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Por qué consumir sopa de pollo para aliviar el resfriado, según la ciencia

Además de calmar el apetito puede ser de gran ayuda para combatir el sobrepeso y la obesidad. Por este motivo, también resulta sumamente útil para luchar contra la diabetes. Con todas las propiedades de este alimento se puede conseguir igualmente retrasar el envejecimiento de la piel, especialmente del rostro, debido a su riqueza en antioxidantes y también vitamina E.

Más allá de los beneficios del aceite de oliva, se debe apostar a otros hábitos saludables como la actividad física y una dieta saludable, llena de frutas y verduras, elaborada por un profesional médico o de la nutrición.

Te puede interesar: Esta es la fórmula más efectiva para combatir el insomnio, según Harvard

Dejanos tu comentario