Comer o “picotear” entre comidas puede calmar la ansiedad de alcanzar el horario de las comidas principales. Estos “snacks” también pueden ayudar a obtener o complementar todos los nutrientes que necesitamos diariamente, siempre y cuando se ajusten a las necesidades del organismo.

Según recomendaciones de la Universidad de Harvard, estos “refrigerios” son necesarios para saciar el hambre y reponer la energía que se emplea a lo largo del día. Alimentarse entre comidas permitirá concluir con las labores diarias de manera más eficiente. Para poder escoger un alimento o producto adecuado para ingerir entre comidas, será necesario evitar los productos que suelen exceder sus niveles de azúcar, sodio o grasa.

La primera opción siempre debe ser optar por consumir frutas y verduras. Algunos de los “snacks” que la Universidad de Harvard recomienda comer entre horas son los alimentos crujientes como nueces, semillas, galletas integrales o manzana. Las opciones cremosas también son aconsejadas, en este grupo se destacan el yogurt y el aguacate.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Fiesta de paracaidismo en Ypacaraí: saltos récords desde 14.000 pies de altura

Principalmente por la tarde, los dulces también pueden ser una alternativa de refrigerio saludable. La fruta frescas es ideal, pero también lo es el chocolate negro, siempre y cuando tenga el mayor porcentaje de cacao y el mínimo de azúcar añadido.

A lo largo de los años se extendió el mito de que se debe evitar el “picoteo” entre comidas a fin de evitar el sobrepeso o los kilos de más. No obstante, lejos de ser perjudicial y con acciones conscientes y saludables, este hábito puede contribuir a llevar una dieta equilibrada.

Te puede interesar: ¡Alerta por ola de calor! Cómo cuidar a las mascotas de las altas temperaturas

Dejanos tu comentario